Activista rusa rocía con lejía la entrepierna de los hombres

10

Anna Dovgaliuk busca con este método combatir la práctica común entre los hombres que consiste en sentarse en el transporte público con las piernas abiertas, ocupando así el espacio de otro pasajero.

La activista rusa Anna Divgaliuk ha decidido combatir el ‘manspreading’, o lo que viene a significar “despatarramiento masculino”, y es que la acción de abrirse las piernas en los transportes públicos, está de moda sobre todo por las molestias que causa a los pasajeros de autobuses, metros y demás medios de transporte.

La mujer grabó un vídeo que ya es viral, y en el que ha rociado con una mezcla de agua y lejía a todo hombre que estuviera con las piernas abiertas en el metro de la ciudad rusa de San Pertersburgo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.