El gran engaño de Antoine Griezmann

18

Toni Hernández

@tonihern

Antoine Griezmann puede ser uno de los mejores jugadores de fútbol del mundo, eso nadie lo pone en duda, aunque aquello de que “yo me siento a comer en el mesa de Messi” quizá es demasiado, porque el nivel del argentino no lo tiene, y es probable que jamás lo tenga, ya que estamos hablando del mejor de todos los tiempos. Pero ser un gran jugador, determinante, campeón del mundo incluso, no te da derecho a burlarte de los aficionados del hasta ahora tu equipo, ni a tomar el pelo a otros clubes, y por ende, a sus seguidores. Lo del verano pasado fue una vergüenza que muchos presumían, ya que Griezmann estuvo “toreando” al Atlético mientras negociaba con el Barcelona, con el que llegó a un acuerdo, pero luego se echó atrás.

Los rojiblancos le pusieron un contrato de más de 20 millones de euros netos por temporada, algo comparable casi a Messi, aunque no se puedan comparar. Un año después, sin títulos, y con la sensación de fracaso en el Metropolitano, dice que se marcha. Su cláusula pasará de 200 a 120 millones el 1 de julio, otra pista más sobre que esto es lo que quería el año pasado y que su club le consintió, y por eso da por hechos y seguro que no sigue, que se va, que deja tirados a los que le han dado foco y lanzado su carrera a un nivel jamás soñado. A los que le han puesto el contrato que jamás en su vida pudo imaginar, además de darle cariño y elevarlo a la cota de “dios”.

Griezmann ha tomado el pelo a todo el mundo, sin ningún tipo de pudor, porque al final tiene claro, junto con su hermana que además es su agente, que esto es un negocio y él una empresa, que debe facturar mucho en poco tiempo y que ahora mismo es el momento de hacerlo. Si el contrato del verano pasado fue brutal, el que vaya a firmar este en un nuevo equipo lo será aún más, aunque quien lo contrate tiene que tener muy claro que en cualquier momento se puede cansar de estar en ese sitio, le entrarán ganas de irse, contratará a loa productora de Piqué para hacer un documental, y se irá. Un gran engaño de un gran jugador que será menos por estas cosas. 

Leave A Reply

Your email address will not be published.