Los dueños del clubes de fútbol, un peligro moderno

16

Toni Hernández

@tonihern

El fútbol hace muchos años que dejó de ser un deporte de forma estricta y pasó a ser un negocio. No es que antes no lo fuera, porque los futbolistas siempre han cobrado mucho más dinero que cualquier persona normal de la calle, pero las cifras de hace 20 años para acá son absolutamente escandalosas. Y ese tiempo ha coincidido con que grandes fortunas de todo el mundo han puesto sus ojos en este deporte y han adquirido paquetes mayoritarios de acciones para poder controlar todo ese flujo de dinero, y en muchos casos, poder ganar también. Y hacer rentable a un club de élite pensando que gane decenas de millones, si se quiere ser competitivo, es casi imposible.

El último ejemplo de esta locura moderna se está viendo en España, en concreto en el Valencia, equipo que se ha clasificado por segunda vez consecutiva para la Champions League y que es el actual campeón de la Copa del Rey. Tiene un dueño, un empresario de Singapur llamado Peter Lim, que es socio de Jorge Mendes, Cristiano Ronaldo o David Beckham, y durante años había dado tumbos en la cuestión deportiva. Hace dos temporadas fichó a un equipo gestor que ha llevado al equipo donde está, y cuando mejor se encontraba la entidad, ha decidido echarlos a todos.

¿La razón? Sólo él la sabe, y mucho nos tememos que no la va a compartir con nadie, pero al final esto responde a un fútbol moderno en el que mandan los dueño, los que se han gastado decenas de millones comprando clubes y a los que les cuesta una cantidad similar que cada año puedan salir a competir. Una realidad que no puede convivir con la del aficionado, que sólo quiere que su equipo gane partidos y lo demás le da igual. Muy complicado este mundo que nos ha tocado vivir en nuestro querido deporte rey.

Leave A Reply

Your email address will not be published.