El primer día en el Barcelona sin Leo Messi: la nada

6

Toni Hernández

@tonihern

El día que Leo Messi no esté en el Barcelona, ese club puede entrar en colapso. Primero porque tiene una tendencia auto destructiva que es digna de estudio, y segundo porque se han acostumbrado tanto a que el 10 soluciona siempre los problemas, que podemos decir que se han dejado llevar al punto de que, pase lo que pase, siempre está él para sacar los partidos. Así lleva esto funcionando 15 años, y no les ha ido mal, aunque en el cómputo de Champions League, donde de alguna manera está el reflejo de quién domina, Leo suma 4 en ese tiempo. Muy pocas pensando que el Madrid de Cristiano ganó las mismas en apenas 5 años. 

La Liga la empezaban con el argentino lesionado, sin que Neymar llegara y dejando todo el peso de equipo a Griezmann, ese jugador que se atrevió a decir que se podía sentar a la misma mesa de Messi o Cristiano. Y lo primero que ha pasado es que los de Valverde, que ya empieza el curso muy tocado después del anterior, han perdido en su debut fuera de casa antes el Athletic de Bilbao, y lo peor de todo con mucha diferencia, dando una imagen penosa de un candidato a ganarlo todo en España y en Europa.

Sin Messi no hay salvavidas, un tipo al que darle el balón y que haga una jugada de locura, un pase que sólo vea, una falta que entre por toda la escuadra. Todo es más denso, más lento, mucho más previsible, lo que redunda en que un rival que muerda, como es el caso del primer rival azulgrana, pueda hasta ganarles. El primer día sin la Pulga puede ser el peor en la vida de un club demasiado acostumbrado a que un solo futbolista haga todo, y al que encima han ido dejando solo en los últimos años.

Leave A Reply

Your email address will not be published.