Ataque de Al Qaeda estremece Costa de Marfil

2

Abiyán/Nairobi, 14 mar (EFE).
Costa de Marfil trata de recuperarse del ataque perpetrado ayer por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) contra un complejo hotelero de una famosa zona costera en el que murieron 16 personas, entre ellas cuatro europeos, y otras 22 resultaron heridas.
Los hoteles de la popular playa de Grand Bassam amanecieron hoy desérticos y sin ningún huésped, ya que todos ellos abandonaron de inmediato la zona atemorizados por el ataque.
Sobre las 12.30 hora local y GMT del domingo, al menos seis atacantes armados con fusiles kalashnikov y granadas irrumpieron en la primera línea de playa y al grito de “Allahu akbar” (Alá es grande) empezaron a disparar indiscriminadamente contra hoteles como el Étoile du Sud o La Taverne.
“Estaba tomando algo en la terraza del bar del hotel cuando de repente escuché disparos y la gente empezó a correr”, contó a Efe por teléfono el empresario español Jordi Martínez, propietario de La Playa, un pequeño hotel situado en Grand Bassam.
“Al principio creíamos que se trataba de un robo en alguno de los hoteles, pero nos dimos cuenta de que algo iba mal porque los disparos no paraban”, añadió.
A esa hora, un gran número de personas se encontraban en la arena, jugando al fútbol o disfrutando simplemente de un día de sol y playa. “Esto podría haber sido mucho peor. Podría haber sido una masacre”, aseguró el empresario.
En los diez años que Martínez lleva al frente del hotel, nunca había visto nada igual, aunque reconoce que los residentes estaban “en alerta” tras los atentados yihadistas contra hoteles de Burkina Faso y Mali ocurridos en los últimos meses.
“Estábamos convencidos de que pasaría algo, pero pensábamos que ocurriría en el norte, cerca de la frontera con Mali. La embajada francesa ya había difundido varias advertencias”, explica el empresario de 69 años.
Los terroristas también llegaron a las puertas de su hotel, donde uno de sus trabajadores pudo ver a al menos dos de ellos, vestidos con uniforme miliar y pistola en mano.
Poco después, los cadáveres se amontonaban sobre la arena de Grand Bassam, donde la capacidad hotelera ronda las 360 habitaciones.
Entra los 16 fallecidos, figuran al menos un hombre francés y una mujer alemana, según informaron hoy los Gobiernos de París y Berlín.
Precisamente la pasada semana, una delegación compuesta por una veintena de directores y programadores españoles que participaban en el festival “Vis a Vis”, organizado por Casa África en Abiyán, estuvieron en el hotel La Playa, según confirmaron a Efe fuentes de la organización
Horas después del asalto, AQMI reivindicó la autoría del asalto, en el que seis terroristas murieron abatidos por las fuerzas de seguridad.
Se trata de la primera vez que Costa de Marfil sufre un ataque de estas características en una zona que, aunque no especialmente turística, aloja a un gran número de extranjeros.
“No es un sitio muy turístico, sino más bien un lugar para pasar el día o para alojar a expatriados”, comentó Martínez, que, aunque es consciente de que la gente será “más cauta” a partir de ahora, espera que el ataque terrorista no afecte a los negocios de la zona.
En el resto del país, los ciudadanos se mostraban consternados y preocupados por haberse convertido en objetivo de los terroristas.
Mañana el presidente marfileño, Alassane Ouattara, abordará la situación actual con el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Marc Ayrault, que se trasladará al país africano.
En los últimos meses, AQMI ha intensificado sus ataques en la región después de haber declarado que los ciudadanos occidentales, y más concretamente los de Francia, se han convertido en objetivo prioritario del grupo.
En enero, un comando de este grupo atacó el hotel Splendid de Uagadugú, la capital de Burkina Faso, y mató a 26 personas, de 18 nacionalidades distintas.
Unos meses antes, en noviembre, otro ataque contra un lujoso hotel de Bamako acabó con 27 muertos, entre empleados y clientes del hotel, además de los 13 asaltantes, todos abatidos por las fuerzas de seguridad, que también tuvieron que realizar una operación de rescate para liberar a casi 200 rehenes.
Grace Kapou/Jèssica Martorel.

Leave A Reply

Your email address will not be published.