Noticias 7 Dias Navidad

Bienvenido al nuevo mundo Orweliano

12

La bitácora

Ebrahim Asvat

10 de octubre de 2016

Hace unos días atrás el FBI capturó a Harold T. Martin III, un ciudadano americano se apropió de unos códigos que le permitían al National Security Agency de los Estados Unidos hackear las redes virtuales de gobiernos extranjeros.  Igualmente unos días después la Comunidad de Inteligencia de los Estados Unidos culpó a Rusia por hackear las  redes de la Comité Nacional del Partido  Democráta. Bienvenidos a 1984 la sociedad del futuro imaginada  en la década de los 40 por  George Orwell.

Estar conectado en el mundo cibernético es estar controlado tanto en pensamientos como en ubicación. Nada escapa del control a través del mundo cibernético.  Un celular es suficiente para capturar todas nuestras comunicaciones al igual que localizarnos. Muchos de los asesinatos políticos efectuados a través del uso de drones por parte de los Estados Unidos en su lucha contra el terrorismo se han producido por la localización del objetivo por uso de instrumentos virtuales o de comunicación.

Recientemente Google anunció un dispositivo en su Google Maps que permite  localizar al usuario donde este se encuentre y  también toda la trayectoria de sus movimientos en el tiempo.  Todas estas herramientas se ofrecen como aspectos positivos y útiles para todo ser humano.  Y no  advierten de la posibilidad de ser controlados en los movimientos o localización por parte de gobiernos o terceros.

El Ministerio de la Verdad recordando a George Orwell controla la vida de los ciudadanos bajo  el paragua de la transparencia.  Ahora todos abogamos por la transparencia de los actos humanos.   En otras palabras si no hay nada que esconder porque no dejar ser filmado, grabado, almacenado, procesado,  identificado, analizado.   Ya existen ciudades totalmente vigiladas por cámaras.

Es decir no hay posibilidad de que un acto o encuentro deje de ser filmado y distribuido en las redes públicas sin el conocimiento o consentimiento de los afectados.    Pronto habrán más cámaras que policías (Quizás  ya no hay países o ciudades en esa situación).    Las huellas digitales de la población mundial hoy se encuentran almacenadas y en manos de un sinnúmero de países en el mundo, principalmente por los Estados Unidos.   La identificación biométrica a través del reconocimiento del iris cada día un procedimiento utilizado por las autoridades migratorias y de seguridad para identificar a tirios y troyanos.

Ya no hay espacio para la esfera privada.  Ha muerto cualquier posibilidad de mantener la privacidad tan necesaria para el desenvolvimiento humano.   Pronto estaremos fascinados con puertas, ventanas, aparatos domésticos incorporados a la red del internet.   Nos sonara práctico, inteligente y conveniente lo que algunos denominan “el internet de las cosas” .   La interconexión de objetos cotidianos con internet.   Imagínese edificios, puertas, electrodomésticos, televisores, comunicándose todos entre ellos.  ¿Qué se escapara del control?    ¿Volveremos a ser sociedades controladas por Un Gran Amo,  un Hermano Mayor o un Consorcio de intereses hegemónicos?

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.