Noticias 7 Dias Navidad

Canal Ampliado no usará locomotoras, pero sí remolcadores

43

El Canal ampliado, que se espera inaugurar en 12 semanas, operará con remolcadores para asistir el tránsito de buques, en lugar de locomotoras, confirmó el capitán Max Newman, gerente de la sección de remolcadores de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Newman explicó que la ACP cuenta con una flota actual de 46 remolcadores que asisten a los buques en tránsito por todo el Canal, luego de que un análisis de capacidad del Canal determinó la necesidad de incluir 8 remolcadores más a los 38 que estaban en operación, de modo que se puedan atender las necesidades de mantenimiento de los mismos.

De los 46 remolcadores, 27 tienen las potencias necesarias para asistir a los buques de mayor tamaño y peso que pasarán a través de las nuevas esclusas. Sin embargo, por la diversidad de buques que pueden transitar por el Canal, no descartó que cualquiera de los remolcadores existentes en algún momento dado pueda ser asignado para asistir a estos buques.

Las nuevas esclusas del Canal de Panamá permitirán el paso de entre 10 y 12 buques Neopanamax, para un aproximado de 40 tránsitos diarios por el Canal de Panamá, dependiendo de la mezcla de buques.

Se implementó en 2004 y 2011

El paso de buques a través de las esclusas sin el uso de locomotoras data de 2004, cuando se estudiaban los detalles del diseño de las nuevas esclusas. “Realizamos varios viajes para observar estas operaciones en diferentes partes del mundo y llegamos a la conclusión de que era un proceso factible y realizable por los panameños”, dijo.

En 2004 se implementó el paso de buques sin el uso de locomotoras, en un momento en que se realizaba mantenimiento de los rieles en las esclusas de Gatún, para no afectar la capacidad del Canal. Luego se implementó en las esclusas de Miraflores en el año 2011 mediante ejercicios, y en la actualidad están desarrollando semanalmente ejercicios en las esclusas actuales con los capitanes solo con remolcadores.

Newman, con 27 años de servicio en la ACP, asegura que están totalmente preparados para enfrentar al gran reto y la responsabilidad que conlleva el mismo.

“Todos nuestros capitanes tienen las competencias para operar cualquier remolcador de las esclusas, solo quedan 4 personas por finalizar el programa de capacitación, un esfuerzo que hemos realizado para tener la cantidad de capitanes necesaria para las operaciones del Canal ampliado”, indicó.

Historia de los remolcadores

Los remolcadores se utilizan desde que el Canal existe (1914). En aquel tiempo, eran embarcaciones de una sola élice, un solo timón y algunos trabajaban a vapor. Con el paso del tiempo y la tecnología en la construcción de estos equipos, comienza a darse la disponibilidad de remolcadores con dos élices, dos timones y de diseños que aumentaban su maniobrabilidad.

Al pasar los años, el Canal de Panamá fue renovando su flota y también la tecnología disponible en remolcadores para hacer los trabajos más eficientes.

Una cultura de mejora continua

Newman precisó que los aumentos en potencia y las mejoras en tecnología adquirida por la ACP ha facilitado inclusive contribuir a la reducción de los tiempos de existencia de los buques que transitan por el Canal, elemento principal para los clientes. “Toda inversión que hace la ACP en equipos apunta a lograr el objetivo de reducir el tiempo a nuestros clientes que es de gran valor para ellos”, expresó.

Resaltó que los remolcadores actuales con las potencias que tienen y la maniobrabilidad de los mismos serán capaces de asistir una diversidad de buques de una manera segura en su paso por las nuevas esclusas y para eso se hicieron los análisis y estudios oportunos para contar con las potencias necesarias.

Actualmente el Canal de Panamá utiliza remolcadores para asistencia a los buques que transitan en las entradas de las esclusas y a través del Corte Culebra. El buque en su transitar se aproxima a las esclusas asistido por remolcadores (uno en la proa y otro en la popa) y cuando se cerca lo suficiente a las esclusas los cables de las locomotoras son puestos a bordo del buque para que continúe su paso a través de las esclusas.

¿Son un reemplazo de las locomotoras?

Según explicó Newman, un remolcador no debe verse como un reemplazo de una locomotora porque son equipos diferentes.  Las locomotoras trabajan sobre rieles y están en la estructura de la misma esclusas, mientras que los remolcadores están en el agua junto con el buque. Enfatizó que no es un reemplazo, sino un proceso diferente y que se usa en todos los lugares del mundo donde existen esclusas.

La cantidad de locomotoras (trenes) que se le asignan a cada buque que pasa a través de las esclusas actuales depende de su tamaño y dimensiones. Algunos buques solo usan 4 locomotoras y hay otros que pueden usar hasta 8 locomotoras.

Estas locomotoras asisten al buque a través de la cámara de las esclusas ayudando básicamente al posicionamiento del mismo, a mantenerse en el centro y en ocasiones inclusive a frenarlo para detenerlo dentro de la cámara, detalló.

Por su parte, José Luis Ramírez, ingeniero de mantenimiento de remolcadores de la ACP, reafirmó que están preparados y están ejerciendo mantenimiento de los equipos.

Explicó que se requiere de 27 cascos de remolcadores para poder hacer sus trabajos y ya se cuenta con la cantidad de remolcadores necesarios para operar el Canal ampliado.

“Los equipos más nuevos que tenemos en la flota están trabajando desde hace 2 años y medio, y se les está dando el mantenimiento adecuado, además de que se están poniendo a prueba estos mismos equipos que se estarán utilizando en las nuevas esclusas”, aseguró.

Desde que el Canal pasó a manos panameñas, las locomotoras son adquiridas mediante licitaciones públicas de mejor valor, de acuerdo con las especificaciones requeridas para funcionar en el Canal. Han participado astilleros de Canadá, China, España, Holanda, EE.UU. y Perú. “Al final se evalúan todas las propuestas y en base a los criterios establecidos a través de la oficina de contrataciones se determina cuál es la mejor oferta para hacer la mejor compra, todo con un proceso de transparencia que siempre destaca en nuestra gestión”, señaló.

Aclaró que cuando se adquirieron los 8 remolcadores chinos -que fue la primera compra- 6 cumplían con las especificaciones definidas.  Los embragues mecánicos que propuso el contratista en papel cumplían con las especificaciones, sin embargo, cuando se pusieron a prueba no fue así. Se hicieron los reclamos pertinentes y el contratista proporcionó embragues más grandes que en su momento cumplieron con el cometido.

Precisó que los primeros embragues que se instalaron tenían una especificaciones por parte del contratista que no fueron útiles y se reemplazaron en el contrato.  Todavía hay dos remolcadores que tienen esos embragues y siguen operando hoy en día.

Sin embargo, manifestó Ramírez, que “considerando nuestra experiencia técnica y que el resto de los remolcadores tiene un embrague diferente a estos, se hizo una evaluación y salió una licitación para hacer un contrato para adecuar estos embragues a los mismos embragues que tiene el resto de la flota. Eso trae economía de cala en función de que tenemos que tener menos tipo de repuestos diferentes y ayuda a que los remolcadores estén en servicio por mayor tiempo”.

El capitán Newman aclaró que cada grupo de remolcadores se licitan con especificaciones particulares y el astillero al cual se le adjudica la licitación construirá los remolcadores que ofertaron. “Las únicas ocasiones en que podríamos tener remolcadores con especificaciones muy similares es en el caso de licitaciones consecutivas y que sean adjudicadas al mismo astillero”. Destacó también que los capitanes de remolcadores de la ACP tienen las competencias para operar cualquier tipo de remolcador, a diferencia de otros capitanes en otras latitudes que solo son especializados en operar flotas de remolcadores similares, lo cual considera una ventaja para poder desarrollar las funciones.

La flota de remolcadores actuales usa embragues denominados ‘slipping clutch’.  “Como nosotros continuamente estamos acelerando y frenando eso hace que la vida del remolcador y los embragues sea mucho más larga, sostuvo Ramírez

No hay remolcadores tirados

De los remolcadores Z-TECH6000, conocidos como chinos de la primera compra, hay 6 de 8 remolcadores trabajando, 4 tienen embragues nuevos y 2 de los viejos, pero funcionan; y de los otros 2, uno en mantenimiento mayor y otro en proceso de cambio de embrague del viejo al nuevo.

“Pueden dar la impresión que están parados, pero están en proceso de salir. De esos 7, 3 ya salen a navegar la semana siguiente, hay uno operativo en esta área del canal. Cuando hay que hacerle un mantenimiento mayor lo sacamos del agua en dos tipos de instalaciones, el dique seco (tina que se vacía) y el sincroelevador (lo saca del agua), donde se le da mantenimiento completo de máquinas principales, de casco y de unidades de propulsión”, describió Ramírez

El programa de ampliación del Canal de Panamá contempla la construcción de dos complejos de esclusas de tres niveles cada una, con tres tinas de reutilización de agua por nivel, una en el lado Pacífico y otra en el lado Atlántico. También el ensanche y profundización de los cauces de navegación existentes del lago Gatún y de las entradas del mar del Pacífico y del Atlántico, así como la profundización del Corte Culebra.

Leave A Reply

Your email address will not be published.