Costa Rica devolverá a Panamá a los migrantes ilegales

4

San José (EFE).- El Gobierno de Costa Rica anunció hoy que reforzará la vigilancia en su frontera con Panamá y que devolverá a ese país a los cubanos que crucen irregularmente, como ocurrió hoy con cerca de 1.000 de ellos en el puesto de Paso Canoas.

“Se están haciendo las gestiones con el Gobierno de Panamá para indicarle que se devolverá a todo migrante que ingrese de manera irregular a nuestro territorio”, dijo el canciller de Costa Rica, Manuel González, en conferencia de prensa.

El ministro aseguró que se están utilizando los canales oficiales de comunicación con Panamá para informarle de la devolución de los migrantes que entraron hoy de manera “violenta” a Costa Rica, país que les exige visa.

Según las autoridades costarricenses, unos 1.000 cubanos pasaron hoy la frontera a la fuerza y algunos de ellos protagonizaron disturbios en la zona, ante lo que tuvo que intervenir la policía.

La mayoría de estos migrantes regresó a territorio panameño voluntariamente, pero otro grupo fue detenido por la Policía y será devuelto en las próximas horas a Panamá, dijo el ministro de Seguridad costarricense, Gustavo Mata.

El Gobierno costarricense repudió todo acto de violencia y aseguró que actuará en respeto a los derechos humanos y la protección de la dignidad de los migrantes.

Para ello, el Gobierno desplazará a la frontera personal del Instituto Mixto de Ayuda Social, del Patronato Nacional de la Infancia y del Instituto Nacional de la Mujer, en caso de que sea necesario brindar apoyo a niños y mujeres migrantes.

Además, el Ministerio de Seguridad reforzará la presencia policial para garantizar el orden.

Más de 2.000 cubanos se encuentran varados en la frontera de Panamá con Costa Rica a la espera de continuar su ruta terrestre hacia Estados Unidos, donde esperan acogerse a los beneficios migratorios y de ciudadanía que les ofrece la Ley de Ajuste Cubano.

Entre noviembre y marzo pasados Costa Rica albergó, dio ayuda humanitaria y dio visas temporales extraordinarias a unos 8.000 cubanos que no pudieron seguir su camino a Estados Unidos porque Nicaragua les negó el paso por su territorio aduciendo razones de seguridad.

En diciembre pasado, Costa Rica puso fin a la entrega de visas extraordinarias debido a que consideró agotada su capacidad de atender más migrantes.

El canciller González reiteró hoy que su país “no tiene capacidad económica ni logística para atender nuevos grupos de migrantes”, y calificó el ingreso a la fuerza de hoy como “una afrenta al pueblo costarricense que les atendió en meses pasados de manera oportuna y generosa”.

González informó que Costa Rica enviará una carta al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para deplorar la Ley de Ajuste Cubano, la cual considera como el principal motivo de la oleada de migrantes que afecta a Centroamérica desde el año pasado.

Esta ley que permite a los inmigrantes cubanos que tocan territorio firme en EE.UU. quedarse en el país y recibir ayudas sociales, beneficio que no ampara a ningún otro colectivo inmigrante.

Costa Rica ha insistido en que el problema es estructural y que se le debe buscar una solución de manera regional.

Leave A Reply

Your email address will not be published.