Noticias 7 Dias Navidad

El debate Hilary vs Trump

7

La bitácora
Ebrahim Asvat

Donald Trump, candidato presidencial Republicano de Estados Unidos
Donald Trump, candidato presidencial Republicano de Estados Unidos
Hillary Clinton, candidata presidencial Demócrata de Estados Unidos
Hillary Clinton, candidata presidencial Demócrata de Estados Unidos

Transcurridos dos días del debate todavía no se oyen ecos del egocentrismo de un hombre como Donald Trump. A la luz de los noventa minutos privó su “yo” como la salvación de los Estados Unidos, como la última coca cola en el desierto que la hará grande otra vez. No sé en realidad que significa ser grande otra vez cuando se posee el 25% de la economía del mundo y el ejército más poderoso y apertrechado. Estados Unidos no está en decadencia pero ese discurso ha penetrado tanto en la mente del electorado norteamericano que ya tiene identificados a los culpables del mismo: los latinoamericanos que entran indocumentados (para ellos todos somos mejicanos), los musulmanes (para ellos todos son potenciales terroristas), los chinos por llevarse las fábricas e inundar el país con bienes baratos, la OTAN por ser financiada por los Estados Unidos para la defensa de Europa sin recibir nada a cambio, Los Tratados de Libre Comercio por perjudicar la economía americana. Es la tradicional búsqueda de un culpable tal y cual muy bien lo esquematizó Rene Girard al cargar sobre “el otro” la culpa de todo lo que nos afecta. La campaña de Donald Trump está cargada del “chivo expiatorio”. Los males son producto de “El Otro” y requiere medidas para descartarlo o desarmarlo. En Estados Unidos no hay lucha de clases sino lucha de razas. Todo tiene al final un componente racial que todavía incide en la política y su manifestación se ampara en la libertad de expresión a la cual por respeto constitucional nadie interfiere. Es donde insistir por el certificado de nacimiento de un Presidente Negro es tema controversial más allá de cualquier prueba en contrario. O la religión profesada un tema de nosotros vs ellos. Cuantas veces se insiste imputarle a Obama ser musulmán. Como si este hecho fuera importante para ser Senador, Gobernador o Presidente de los Estados Unidos. Yo escuché a Trump decir “Es inteligente” al cuestionarle su poca o nula contribución tributaria. Negar haber dicho lo que ya existe registrado un sin número de ocasiones. En otras palabras un candidato con poca capacidad de ser consecuente con sus propias declaraciones. Ahora bien muchos creen que la actitud de la mitad del electorado norteamericano es producto de un cansancio contra un gobierno demócrata. Yo no estoy seguro de eso en vista de la mayoría republicana en el Congreso. Es más bien en mi opinión un malestar contra la variación multicultural de los Estados Unidos y contra un modelo de capitalismo globalizado que genera enorme inseguridad en sus ciudadanos. Es el “level playing field” hacia la cual se dirige el mundo en materia económica y de la que se aprovechan los grandes grupos financieros y multinacionales. Estos se estructuran tomando ventajas de las disparidades legales de los Estados y logran a través de sus capacidades enriquecerse más allá del resto de la población. Es el famoso 1% de la cual Trump es parte e irónicamente levanta la bandera de ese malestar y es el elegido para corregirla. Vivimos tiempos interesantes como dice una maldición china.

Leave A Reply

Your email address will not be published.