Descansa en paz Emiliano

21

Por Toni Hernández

[email protected]

e todos sabíamos y temíamos, lo que era por naturaleza lo más normal, se ha confirmado. El cuerpo encontrado en el apartado que se perdió en el Canal de la Mancha y que llevaba a Emiliano Sala de Nantes a Cardiff es el del jugador argentino. El del piloto todavía no ha sido encontrado, y no podemos cometer el acto de falta de humanidad de no hacer lo imposible para encontrarlo. Pero el mundo del fútbol encoge el corazón, aguanta el aliento y le cuesta soportar que no le salten las lágrimas. Un chico de apenas 28 años que cumplía su sueño de jugar al fútbol en una gran liga, daba el salto en su carrera profesional,  llevaba esperando durante años y por el que había sacrificado todo; no es que se lesione y no pueda disfrutarlo, es que fallece y se esfuma de golpe todo, en un instante, como si nada de lo que hacemos en nuestro día a día tuviera la menor importancia.

Han sido semanas de mucha tensión, de muchos nervios, de mucha incomprensión y también de solidaridad. Mucho me temo que ahora vamos a ver la peor versión de muchos, y no tengo nada ni contra el Cardiff ni contra el Nantes ni contra el Girondins de Burdeos, pero está claro que empieza la guerra del dinero, de los más bajos instintos, de la falta de respeto y de la absoluta ausencia de humanidad. Infantino, el presidente de la FIFA ahora mismo y que lo seguirá siendo hasta el año 2023, debería tomar cartas en el asunto y no dejar que esto se convierta en un espectáculo bochornoso y del que todos nos sintamos culpables, porque demandarse ahora por si hay que contar o no el traspaso de un jugador fallecido es vergonzoso, lamentable, triste… y muy humano por desgracia.

Descansa en paz Emiliano, y sobre todo tu familia, que por fin podrá dormir sabiendo dónde estás, y podrán velarte y darte cristiana sepultura. Se va una buena persona, un chico que peleó por sus sueños y que nos deja a todos un legado que tenemos que saber aprovechar. Ha unido a todo el fútbol en distintas partes del mundo, y eso es algo que está al alcance de muy pocos.El fútbol es unión, solidaridad, hermanamiento, valores, y no sólo dinero e interesés. Ojalá no lo olvidemos nunca. Ojalá no olvidemos nunca a Emiliano Sala.

Leave A Reply

Your email address will not be published.