Noticias 7 Dias Navidad

Dodgers vs Milwaukee: serie inédita y espectacular

11

Los Dodgers de Los Ángeles y los Cerveceros de Milwaukee inician mañana viernes la serie por el campeonato de la Liga Nacional, con el firme propósito de no perder la oportunidad de llegar a la Serie Mundial, por vertientes y situaciones muy diferentes.

El equipo más dominante del Oeste de la Liga Nacional recuerda en algo a los Bravos de Atlanta de la década de los 90: un gran equipo, con un gran personal, que ganó 14 títulos de la División Este del Viejo Circuito entre 1991 y 2005, pero que solo pudo ganar una vez la Serie Mundial durante ese período próspero, en 1995.

Los Dodgers han ganado seis títulos divisionales desde 2013, pero solo llegaron una vez a la Serie Mundial, la que perdieron dramáticamente en 2017 ante los Astros de Houston, ahora, prácticamente con el mismo personal a disposición, buscarán salir adelante nuevamente para retar al campeón de la Liga Americana.

Antes, tienen un duro escollo que sortear. Los Cerveceros de Milwaukee solo han ido a una Serie Mundial, perdida ante los Cardenales de San Luis, con un equipo repleto de talento, con Robin Yount, Paul Molitor, Benjamín Oglivie, Cecil Cooper, y Bruce Sutter, entre otras estrellas.

Los Cerveceros del 2018 son bastante parecidos a sus antecesores. Ryan Braun, ahora con 34 años, finalmente tiene la oportunidad de desquitarse de todas las cosas malas que le sucedieron, luego que tuvo que cumplir una larga suspensión por uso de sustancias prohibidas. Del estatus de súper estrella, Braun declinó hasta ser “uno más”, pero aún mantiene algo de ese brillo estelar.

Junto con Braun, aparece Christian Yelich, una “ganga” adquirida de los Marlins, y que destacó con la mejor temporada de su carrera y una candidatura al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Adquirieron también a Lorenzo Cain y Mike Moustakas, dos sobrevivientes de los sorprendentes Reales de Kansas City, campeones de la Serie Mundial en 2015.

No espere una serie desprovista de emociones o inclinada hacia un solo lado. Esta vez, los Dodgers se toparán con un equipo muy capaz, que ganó 96 juegos y tiene un ingrediente adicional: sed de victoria.

Foto: EFE

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.