Duelos de titanes

46

Por Bernardo San Juan

El Partido Revolucionario Democrático (PRD), se fundó en el año 1979 de la mano de Omar Torrijos. Es un partido creado por y para Panamá, miembro de la “Internacional Socialista”, como lo es el PSOE.

Es el PRD la organización política con más adherentes, aún mantiene la cifra de 506,920 miembros y  lleva diez años sin ganar las elecciones en el proceso democrático del país, a pesar de esa connotación ha mantenido a su electorado y fieles. El PRD, tiene sainetes y orquestas; también muchos truenos y candidatos, con cierto peso escénico.

En la organización existen muchos títeres que vienen a criticar lo criticable, pero que cuando tuvieron voz y mando no solucionaron los problemas que todavía existen. Es como volver a empezar sin haber liquidado la fase anterior.

Es cierto que la capacidad de organización del PRD es enorme, pero pesa más el orgullo y rencor de algunos líderes políticos que la humildad y la cordura; pero mientras no exista una unión sería, no tendrán la posibilidad de ganar a sus adversarios y tampoco pueden olvidar los diez años fuera. El año 2019  debe ser el reencuentro de votantes y simpatizantes con el PRD,  para que estos alcancen el poder y la gloria.

Pero ante tantos actores escénicos, todos dudan decantarse por uno u otro candidato y es así como unos por otros la casa queda sin barrer, más humildad, más sencillez , un programa serio que dignifique a Panamá en el mundo y los resultados no se harán esperar, porque “la unión hace la fuerza”. Únanse y luchen por el PRD, porque “es más lo que les une que lo que les separa”.

El PRD, esta manejado por los grandes magnates económicos financieros de Panamá. Y en realidad se podría establecer no está en consonancia con la idoneidad de los estatutos del partido, porque la inspiración del mismo fue defender el proletariado, a los más débiles y necesitados, después fue cambiando hasta el día de hoy .

Todavía se recuerda la lucha del fundador del PRD, Omar Torrijos, para arrebatar mediante la negociación de tratados internacionales el “Canal de Panamá” a Estados Unidos, en la época del expresidente Jimmy Cárter.

Que nadie dude o ponga en solfa que el partido mejor vertebrado de Panamá es el PRD.  No obstante,  hay demasiado desaguisado interno, “muchos son los llamados y pocos los escogidos”. A las primarias se presentan, algunas de las principales figuras políticas para  competir por la presidencia,  el expresidente de la República, Ernesto Pérez Balladares “El Toro”; exministro del MIDA y exdiputado Laurentino “Nito” Cortizo;  Camilo Alleyne, Zulay Rodríguez, Gerardo Solís, Mitchell Doens y Jerry Wilson, entre otros.

Estadísticas manejadas por el Tribunal Electoral (TE) es de un total de 566,604 adherentes del PRD, están habilitados a nivel nacional para participar de las elecciones primarias de ese colectivo. De esa cantidad de electores, la mayoría se concentra en la provincia de Panamá con 150,440, 280,324 mujeres y 286,280 hombres.

Varios candidatos se postulan a ser el candidato a presidente de Panamá, en la mayoría de los casos viejas glorias, que demostraron su saber hacer en política, todos ellos culpan de las desgracias y escándalos que salieron en la palestra en Panamá al actual gobierno de Partido Panameñista y al presidente Varela.

Nuestra opinión es  que un gran partido, tiene que disponer de candidato capaz de aglutinar a todas las vías generacionales y hacer una sola opción que gane y se posicione como líder indiscutible frente a los demás partidos y candidatos.No pierdan el tiempo con las nubes que les impiden ver el bosque.

Lo que de verdad importa es Panamá, trabajen por esta tierra que merece un cambio para mejorar las infraestructuras, la calidad de vida, modernizar los sistemas tecnológicos, poner en marcha un proyecto para fomentar el turismo , regenerar las instituciones, dotar a los servicios de seguridad de la estructura y modernización adecuada que permita controlar el narcotráfico y el crimen organizado. Sólo entonces, Panamá será la puerta y la estrella de un horizonte caribeño en las Américas.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.