Noticias 7 Dias Navidad

El eufemismo moderno

15

La bitácora

Ebrahim AsvatEbrahim Asvat,2

El mundo está cambiando y el lenguaje también.   Hay situaciones violatorias a los derechos humanos matizados bajo el lenguaje.    Hoy ya nadie quiere hablar de tortura pues la sola palabra denota algo prohibido tanto para naciones como personas.   Pero para seguir torturando o empezar a torturar a personas se ha mimetizado el termino con la frase “enhanced interrogation techniques “   técnicas de interrogatorio mejoradas.     La CIA adoptó estas técnicas y fueron avalados por sendos memos del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América.     Otro de esos términos modernos para justificar la muerte de civiles es denominarlo ¨daño colateral”.   Cuando el objetivo es asesinar a un enemigo o terrorista el impacto generado en la vida de otros seres humanos cobra poca importancia y se enuncia como un daño colateral al objetivo deseado.    Cada vez que un dron o un comando especial mata a un sujeto identificado como enemigo y a la vez mueren otros civiles a su alrededor la práctica oficializada ha  sido de lograr eliminar el objetivo indistintamente del número de civiles entre ellos niños o mujeres que puedan ser también asesinados.     Para poder torturar a una persona fuera de los países donde se respetan los derechos humanos, los servicios de inteligencia entre ellos la de los Estados Unidos han encontrado la fórmula de trasladarlo a países catalogados represivos para lograr confesiones o información considerada relevante.    Estos centros de detención clandestina se denominan “Black Sites”   y operaron en varios países por la CIA a los ojos del mundo.   Cuando los sujetos fueron torturados bajo solicitud de las autoridades de los Estados Unidos  se le conoció con el eufemismo de  “Torture by proxy”  en español sería algo así como tortura por mandato.    La posibilidad de secuestrar a una persona en un país extranjero y trasladarlo a otro país para ser interrogado se le denomina “rendición extraordinaria”  (extraordinary rendition).  Las  Naciones Unidas considera el secuestro de ciudadanos de un Estado por otro como un crimen de lesa humanidad.  Hace unos años atrás  Italia condenó a un ciudadano americano,  Jefe de la estación de la CIA en Milan, Robert Seldon Lady por el secuestro de un clérigo egipcio en Milan y trasladado a otro lugar.   El susodicho agente de la CIA fue capturado  y detenido en Panamá en el 2013 pues tenía una alerta roja de la Interpol por requerimiento del gobierno italiano para su extradición y cumplimiento de condena.   El gobierno panameño violando disposiciones internacionales lo montó en un avión y lo envió a los Estados Unidos el día siguiente.   Y ahora que hablamos de OECD y los Panama Papers también existen otros eufemismos para disfrazar las mismas prácticas.  Lo antes conocido como elusión fiscal o es decir la búsqueda de mecanismos legales para disminuir los impuestos se transforma ahora en el concepto de “optimización tributaria”.  Es lo que el Departamento de Tesoro acepta que las empresas multinacionales americanas realizan en sus operaciones internacionales para disminuir sus impuestos.  Lo que algunos pretenden eliminar otros para proteger a sus empresas lo disfrazan.   Los paraísos fiscales por ejemplo es un término peyorativo.   Se disfraza con la nueva terminología de “State Aid”.  La ayuda brindada a una empresa y que puede alterar los principios de competencia y comercio entre naciones.   Hay inclusive otros términos como expropiación sin compensación.  Esta posibilidad de confiscar bienes  hasta sin juicio previo ahora se utiliza bajo la denominación: “extinción de dominio”.  Se utiliza para los propósitos de tomar control de bienes considerados procedentes de fuentes ilícitas.    En los Estados Unidos se le denomina “Assets Forfeiture”   En Panamá toda esta elaboración florida del lenguaje para hablar de las mismas cosas tiene en el refranero la expresión: ”la misma jeringa con diferente pitongo

Leave A Reply

Your email address will not be published.