El papa pide un mundo de paz en el Congreso Eucarístico Internacional de Filipinas

2

El papa Francisco en el tradicional rezo del Angelus del domigo. EFE 

Ciudad del Vaticano, 31 ene (EFE).
El papa Francisco pidió hoy un mundo de paz para acabar con los conflictos, las injusticias y las crisis humanitarias que le aquejan, en un videomensaje que envió para clausurar el 51º Congreso Eucarístico Internacional que se ha celebrado en la ciudad de Cebú, en Filipinas.
La Santa Sede informó en un comunicado de que el papa, además, señaló que el próximo Congreso Eucarístico Internacional se desarrollará en Budapest, en 2020.
“Si pensamos en todos los conflictos, injusticias, crisis humanitarias urgentes que marcan nuestro tiempo, nos damos cuenta de lo importante que es para cada cristiano ser un verdadero discípulo misionero, llevando la buena nueva del amor redentor de Cristo a un mundo tan necesitado de reconciliación, justicia y paz”, dijo el papa a los participantes en este congreso que comenzó el 24 de enero.
Francisco animó a los fieles católicos de todo el mundo a seguir el ejemplo de Jesús, quien compartía “su comida con sus discípulos pero no solo, sino que también y sobre todo lo hacía con los pecadores y los marginados”.
“Debemos inspirarnos y seguir su ejemplo, yendo al encuentro con los otros, con un espíritu de respeto y apertura, para compartir con ellos el don recibido”, subrayó.
En el mensaje televisado, el papa también recordó su viaje a Filipinas hace un año y subrayó que allí pudo constatar “la profunda fe y la capacidad que tenía la población para recomponerse” de los desastres que causó el tifón Haiyan, que se llamó Yolanda en Filipinas y que afectó a millones de personas.
“Pienso en las consecuencias del tifón. Ha causado una inmensa devastación en Filipinas, pero también ha suscitado una gran muestra de solidaridad, generosidad y bondad. Las personas han seguido adelante para reconstruir no solo sus casas sino también sus vidas”, concluyó.
El papa Francisco viajó hace poco más de un año a Filipinas, el país con mayor número de católicos de Asia, y allí celebró actos como la gran misa que ofició en el centro de Manila y a la que asistieron unos 6 millones de fieles, una ceremonia que se convirtió en la más multitudinaria de un papa en la historia.

Leave A Reply

Your email address will not be published.