El zika: silencioso y peligroso

10

De cada 5 pacientes con el virus del  Zika, solo 1 presenta síntomas, es decir que 4 son asintomáticos, esto quedó demostrado durante un brote en la Isla de Yap, en la Polinesia en 2007, confirmó Néstor Sosa, director del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES).

Aunque aparentemente haya un número menor de casos detectados por el sistema de salud, Sosa sostuvo que por cada paciente diagnosticado con el virus del Zika, probablemente puede haber 4 o 5 personas más con el virus. “Aquí vemos la punta del iceberg, muchas personas que no tienen síntomas; sin embargo, están manteniendo la epidemia”, advirtió.

Sosa1
Néstor Sosa, director del ICGES.

Sosa dijo que no debe subestimarse en ninguna medida el virus del Zika, puesto que inicialmente se pensaba que era una enfermedad leve con fiebre de unos días, pero también puede traer complicaciones asociadas al embarazo (microcefalia en fetos) y neurológicas en los adultos, como el síndrome Guillain-Barré.

Los brotes de síndrome Guillan-Barré (SGB) se han registrado en los países donde ha habido epidemia de Zika. Se presenta como una debilidad extrema en piernas y brazos y luego dificultad respiratoria que puede llevar a la parálisis, según informó Sosa, agregando que hasta un 29% de los pacientes que desarrollan este síndrome terminan en cuidados intensivos, porque incluso no pueden respirar, no tienen la fuerza muscular para llenar los pulmones.

“No todos los casos son fatales, pero es una enfermedad seria, que puede dejar secuelas; algunas personas se recuperan y quedan con alguna debilidad, por lo que requieren fisioterapia y ejercicios por varios meses. El problema es que incluso puedes complicarte y fallecer por el síndrome”, precisó.

El SGB, que se presenta 6 días después del zika, aumenta los costos de la enfermedad, porque requiere hospitalización, cuidados intensivos, ventilación mecánica y antibióticos, si hay infección . “Con el zika se toma acetaminofén y te recuperas, pero si desarrollas SGB se requiere utilizar los servicios de salud y puede traer sobrecarga de hospitalización”, explicó.

El diagnóstico por virus del Zika se hace en su fase aguda, dentro de los primeros 5 o 7 días cuando el virus está presente en la sangre. “No tenemos las pruebas desarrolladas para hacer el diagnóstico tardíamente y en las próximas semanas esperamos tener las pruebas serológicas, por ahora solo en la fase aguda”, aclaró.

Sosa tampoco descartó que una persona pueda presentar zika, chikungunya y dengue o dos de estas enfermedades al mismo tiempo. “Estadísticamente es poco probable, pero no imposible”.

En Panamá hay 118 casos reportados de zika, 22 casos en la región metropolitana (Las Cumbres, Bella Vista, Betania, San Francisco, Juan Díaz, Tocumen y Paitilla) , Panamá Oeste (Arriaján, Veracruz, Gorgona y La Mitra), Colón (Sabanitas) y la comarca Guna.

Sosa manifestó que estamos ante una epidemia, tomando en cuenta lo que ha pasado en países vecinos. “Ahora, en época seca, hay pequeños brotes en áreas distantes, pero en época lluviosa hay mayor población de mosquitos y aumentan las posibilidades de que se den más casos”, enfatizó.

Las autoridades de Salud insisten en una participación activa de la comunidad en unir esfuerzos para controlar el mosquito, eliminando sus criaderos. A esto se suma la mala disposición de la basura y el problema actual de la no recolección de la misma como sucede actualmente en el distrito de Arraiján.

Para reducir el contacto entre el mosquito y las personas, es importante el uso de barreras tales como mosquiteros, cierre de puertas y ventanas, ropas largas y repelentes. Como los mosquitos del género Aedes pican de día, la OMS recomienda que quienes duerman de día, especialmente los niños pequeños, los ancianos y los enfermos, se protejan con mosquiteros de cama, tratados o no con insecticidas.

Síndrome de Guillain–Barré (datos de la OMS):
  • Pueden verse afectadas personas de todas las edades, pero es más frecuente en adultos y en el sexo masculino. Los casos graves son raros, pero pueden producir una parálisis casi total.
  • Las personas con síndrome de Guillain-Barré necesitan tratamiento, a veces en cuidados intensivos, y seguimiento. El tratamiento consiste en medidas de apoyo e inmunoterapia.
  • El síndrome puede afectar los nervios que controlan los movimientos musculares, así como a los que transmiten las sensaciones de dolor, temperatura o tacto. Esto puede producir debilidad muscular y pérdida de sensibilidad en las piernas o brazos.
  • Pueden verse afectadas personas de todas las edades, pero es más frecuente en adultos y en el sexo masculino. Los primeros síntomas consisten en debilidad u hormigueo, que suelen empezar en las piernas y pueden extenderse a los brazos y la cara.
  • En algunos casos, puede producir parálisis de las piernas, los brazos o los músculos faciales. En un 20% a 25% de los casos se ven afectados los músculos torácicos, con lo que se dificulta la respiración.
  • No hay cura para el síndrome de Guillain-Barré, pero el tratamiento puede mejorar los síntomas y acortar su duración.

Leave A Reply

Your email address will not be published.