Dias Patrios

Elecciones presidenciales y fondos provenientes de actividades ilícitas

12

 

Por Luís Fuentes Montenegro *

[email protected]

Los partidos políticos y sus candidatos a puestos de elección popular, demuestran muy poca atención hacia uno de los temas que ya constituye un grave percance y que en el decurso puede convertirse en el talón de Aquiles de ellos mismos. Se trata de los fondos privados provenientes de actividades ilícitas.

Ningún candidato presidencial, ni aspirante a cualquier otro cargo por elección, está exonerado de verse involucrado en asuntos que pudieran generar escándalos e investigaciones por blanqueo de capitales. Se trata de un riesgo que todos están corriendo en la medida en que no adopten medidas de autoprevención, con independencia del cumplimiento formal de la normativa electoral en materia  de adquisión y manejo de fondos privados para la financiación de campañas presidenciales y/o de otra naturaleza (diputados, alcaldes, representantes).

No se trata sólo de cumplir con esas pautas legales-electorales, ni cumplir sólo con las formalidades para la apertura de cuenta bancaria para lo concerniente a una campaña electoral, pues está comprobado que la delincuencia organizada innova métodos para que sus dineros ilícitos puedan incursionar en el mercado formal, siendo de ese modo, las candidaturas en un proceso electoral y sus campañas, espacios vulnerables en donde dichos fondos ilícitos pudieran accesar.

¿Por qué la poca atención hacia un tema extremadamente delicado? Tan delicado que incluso, posibles triunfos futuros, pudieran verse no sólo empañados, sino frente a la posibilidad de que el candidato ya electo, pueda ser objeto de proceso penal y por ende, perder el cargo vía judicial.

En países como Panamá, donde existe una debilidad institucional y la justicia cursa entre tumbos, no prever y tomar medidas preventivas para contrarrestar el riesgo por blanqueo de capitales, puede ser para un candidato como darles papaya a los adversarios.

La política no deja de ser un terreno fértil para que fondos ilícitos tengan cabida. No ser consciente de ello, ni asumir supervisiones y controles para minimizar dicho riesgo, es prudente y necesario para todo candidato, para toda campaña y para todos los partidos políticos.

*El autor Luis Fuentes Montenegro es abogado, catedrático en universidades, analista político y experto en fiscalización de blanqueo de dinero. 

Leave A Reply

Your email address will not be published.