Escuela en Juan Díaz se cae a pedazos

23

La escuela Gaspar Octavio Hernández, ubicada en San Cristobal, Juan Díaz, está a punto de convertirse en caliche, pues presenta fallas en las infraestructuras del muro perimetral y la mitad del colegio.

Este centro de enseñanza desde hace año y medio solo cuenta con nueve salones de clases, incluyendo el aula de informática, debido a que han clausurado cuatro salones y los baños, porque son áreas que se encuentran el lugares vulnerable a deslizamientos.

Posiblemente, unos 160 estudiantes de este colegio no inicien el año lectivo 2016, dado que la ministra de Educación, Marcela Paredes, anunció que este plantel forma parte de los seis que serán demolidos: la escuela Costa Rica, escuela Ernesto T. Lefevre, escuela Miguel Alba, escuela Antonio José de Sucre, escuela Gaspar Octavio Hernández y la escuela Josefa Montero (una parte de su estructura).

Por este anuncio, padres de familia cerraron esta semana la vía José Agustín Arango en señal de protesta.

IMG_8640 (Copiar)
Esta es parte del muro de la escuela que poco a poco ha cedido. Fotos y video Evergton Lemon.

Para Karina Herrera, presidenta de la Federación de Padres de Familia de Panamá Centro, el deterioro de la escuela viene desde hace más de 30 años, y que existen reportes de los anteriores supervisores de zona del daño progresivo de las estructuras y de la erosión de terreno.

“Ha habido una dejadez por parte de los actuales supervisores de zona, inclusive el problema de la escuela está causando daños a terceros”, mencionó Herrera, agregando que la mitad de la escuela está a punto de ceder y podría caer sobre unas 8 residencias de la comunidad de Villa Inés.

Explicó que era una escuela de dos turnos, con una población estudiantil de 1000 alumnos. Ahora solo quedan 160 estudiantes, y según los padres de familia, les han anunciado la intención de trasladarlos hacia la escuela Carmen Solo Bosch en San Pedro, cuestión que para ellos no sería viable, porque el área es insegura y traería más costos para los acudientes.

De acuerdo con la presidenta de la Federación de Padres de Familia, existen tres lotes que podrían albergar dicho centro educativo: el terreno del complejo de la Caja de Seguro Social, el terreno del complejo deportivo y el terreno de La Cruz, ubicado en la entrada de la comunidad.

IMG_8649 (Copiar)
Este es uno de los salones que presenta fallas en su estructura.

En esta misma línea, la señora Dora María Tuñón, residente en el sector y madre de familia, dijo que la escuela privada cercana es muy cara y que “¿una madre que es pobre cómo va a meter a su hijo allí?”. Además, sostuvo que tampoco lo puede llevar a San Pedro. “Eso está lejos”, señaló.

Entretanto, la señora Sara de Robles, cuya casa colinda con la escuela, explicó que desde que adquirieron su vivienda, hace más de 30 años, han tenido el problemas de deslizamientos, aunque la erosión no ha sido tan grande.

“En una ocasión hubo un deslizamiento y por poco mi esposo queda sepultado”, indicó la señora de Robles, “pero la escuela no es un problema ni los niños… creo que no se va a caer ni derrumbar si les hacen las debidas reparaciones”.

Se pudo conocer que luego de que en la reunión con autoridades del Ministerio de Educación, la arquitecta Marcela Herrera se comprometió a hacer una gira con personal del Cuerpo de Bomberos y Sinaproc para determinar hasta dónde puede ser viable que los estudiantes se queden en dicha estructura.

Por el momento, ciertas zonas del plantel están condenadas, hasta que se den las negociaciones de la compra de un terreno de la Caja de Seguro Social para la construcción del nuevo colegio.

https://www.youtube.com/watch?v=Ejvs5mbWQUg

Leave A Reply

Your email address will not be published.