Evite la comida chatarra en la merienda; 25% de niños con sobrepeso

19

El Decreto Ejecutivo 366 del 28 de diciembre de 2006 reglamenta las actividades económicas en las escuelas.

La propuesta del decreto ejecutivo que regula la oferta de alimentos en los centros escolares en Panamá también intenta prohibir la venta ambulante de alimentos que no son de calidad ni saludables a 500 metros alrededor de la escuela, tanto por la seguridad de la manipulación de los alimentos como por el mismo alimento en sí, informó Flavia Fontes, directora nacional de Nutrición y Salud Escolar del Meduca.

Cerca de los centros escolares -en los recreos y en horas de entrada y salida- es común encontrar la venta ambulante de mango verde y mamón con sal, bebidas azucaradas, entre otros; mientras que informes basados en inspecciones del Minsa, en algunos quioscos registran falta de higiene y agua potable, alimentos mal refrigerados, venta de productos con grasas saturadas, alto contenido de sal y reutilización de aceite.

La comisión interinstitucional está trabajando en una normativa con la finalidad de que en los quioscos escolares se ofrezcan alimentos de mejor calidad y proporcionar el entorno para una vida saludable en los estudiantes.

La comunidad educativa es la que tiene que vigilar y el director del plantel debe nombrar la comisión de vigilancia de lo que se oferta en el kiosco o cafetería, reconoció Fontes.

Escuela meduca

 

De acuerdo con la nutricionista, esta comisión sería conformada por docentes, estudiantes y padres de familia, quienes deben apoyar para asegurarse qué está comiendo su hijo en la escuela.

La propuesta también busca regular la publicidad, la venta y la accesibilidad de alimentos bajos en grasa, en sodio, azúcar, y promover el consumo de frutas, verduras y agua, enfocándose en prevenir los problemas de obesidad y sobrepeso, causantes de diabetes, hipertensión, infarto, cáncer, entre otros males.

25% de sobrepeso en niños de edad escolar
Fontes aseguró que la oferta abusiva de alimentos que no son de calidad impide que los niños en edad escolar tomen decisiones adecuadas, por ende, terminan consumiendo productos “chatarra”, es decir que solo aportan calorías y ningún nutriente adicional.

Según estadísticas, los índices de sobrepeso en Panamá están en 14% los hombres, 21% las mujeres, 20% los niños escolares y 25% los adolescentes, asociados a enfermedades crónicas como aumento en la presión arterial, altos niveles de colesterol y de insulina en la sangre, así como problemas ortopédicos y hormonales.

Fontes manifestó que lo más preocupante es el cáncer, tanto de mama como de próstata, asociado a la alimentación y al exceso de grasa corporal, el cual 3 de cada 10 niños tiene.

Instó a reflexionar por qué ha aumentado tanto el número de estas enfermedades en Panamá y a que se debe dar un cambio en la alimentación de los niños desde muy temprana edad.

El sobrepeso es un problema de salud pública y la comisión que avanza el anteproyecto ha confeccionado un listado de alimentos “permitidos y no permitidos”, siguiendo las recomendaciones de la OMS y la OPS que han insistido en ofrecer una alimentación sana en el ámbito escolar, explicó la experta en nutrición.

Jugos y frutas

Entre los alimentos recomendados están las frutas como naranja, guineo, sandía, melón, mandarina, peras, manzanas, piña, papaya, jugos envasados (mejor sin son caseros), leche, pan, maní, nueces, palitroques, avena, empanada y tortillas asadas (no fritas), hamburguesa, hot dog, carne y pollo.

Los alimentos no recomendados: sodas, bebidas de sabores, snack con mucha grasa, sal, sodio, empanada frita, hojaldres, patacones, salchicha frita, yuca frita y sopa china (puede tener más de la mitad del sodio que se necesita en un día).

¿Cómo preparar una lonchera?
Dependiendo del presupuesto, podemos hacer una lonchera económica, por ejemplo: un emparedado con dos rebanadas de pan -preferiblemente integral- con queso, un guineo o una naranja, un paquete de pasitas y agua. “Aquí tenemos las cuatro partes indispensables que debe tener una lonchera”, dijo.

Fontes cree en la alimentación como la base de la vida, “lo que comemos cuando somos pequeños será el reflejo de lo que seremos cuando somos adultos”.

Para lograr concientizar tanto a padres como a niños de consumir alimentos saludables, Fontes aseguró que “no hay magia, es una labor conjunta, si los padres dan el ejemplo consumiendo frutas y vegetales con frecuencia, tomando agua y no tomando tantas bebidas azucaradas durante el día, podemos lograr un cambio en este país”.

Si bien es cierto que en algunas escuelas tener un kiosco ya no representa ganancias por las limitaciones en venta de comida chatarra, Fontes dice hay otras personas que licitan en los kioscos que pueden hacer buenas ofertas de frutas picadas, jugos naturales y hasta duros, emparedados y vegetales y otra serie de productos económicos y que pueden redundar para beneficio de la salud de los niños.

“Es muy importante educar a la población para que lea siempre el etiquetado nutricional y general de ingredientes de un producto para que pueda ilustrarse; la industria privada tiene una oferta muy variada, pero el consumidor es el que debe ser más exigente”, recomendó.

Fontes exhortó a padres, madres y a toda la familia que se organicen para hacer la lonchera, “desde la compra deben contribuir, llevar al niño y negociar con él lo que va a consumir en en recreo”.

Cuando el niño llegue a la casa, recomendó premiarlo con frutas u otro producto saludable, pero no con comida chatarra.

Concluyó que hacer un jugo o consumir frutas es más económico que los productos procesados o ultraprocesados, de los cuales la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hizo un estudio exhaustivo y determinó que son los más dañinos, dado que se les retira todos los nutrientes y solo contienen calorías.

En otra entrega, usted podrá conocer más de los alimentos procesados y ultraprocesados, basado en un informe reciente de la OPS, para que cuente con una guía de una sana nutrición a la hora de preparar una lonchera.

Leave A Reply

Your email address will not be published.