Dias Patrios

Ganadería sostenible, una vía hacia el posconflicto en la Amazonía colombiana

4

Florencia, Colombia / EFE

El conflicto armado y la deforestación por los cultivos de coca mermaron al departamento de Caquetá, en la Amazonía colombiana, pero sus pobladores ven en los programas de ganadería sostenible una forma de sobreponerse y olvidar el pasado.

Uno de ellos es el de reconversión ganadera, que busca ayudar a los campesinos para que saquen provecho de sus tierras, ya no de forma ilegal y dañina con el medioambiente, sino con técnicas de productividad sostenibles.

Esta técnica, que utiliza el sistema silvopastoril, una combinación de árboles y arbustos sembrados en los potreros donde pasta el ganado bovino, es la apuesta a siete años que inició en 2014 la multinacional suiza Nestlé con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Con este proyecto, del que hacen parte cien familias ganaderas, se busca que los campesinos retomen costumbres que fueron trastocadas por el conflicto armado, todo de una forma productiva y amigable con el medioambiente.

“Vivíamos en el municipio de Solita y en al año 2000, aproximadamente, decidimos salir de allá por cuestiones de orden público”, relató a Efe Rusbel Rojas, un campesino que tuvo que desplazarse a la localidad de La Montañita, cercana a Florencia, la capital departamental, por el conflicto armado con las FARC.

Los Rojas recibieron asistencia técnica y créditos para instalar en su nueva finca un tanque de agua, crearon caminos para las vacas para que no maltraten el suelo y dividieron los potreros, de manera que haya una rotación del área de pastizales.

“Gracias al sistema silvopastoril y las divisiones de potreros ahora contamos con mucho más forraje, nos sobra prácticamente la comida para las vacas de ordeño porque le damos más descanso a cada uno de los potreros”, manifestó Rojas.

El Caquetá, que tiene uno de los rebaños ganaderos más grandes de Colombia, y una importante industria de lácteos, es uno de los departamentos donde fue más intenso y cruento el conflicto armado con la guerrilla de las FARC, ahora convertidas en partido político gracias al acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016.

“Eso fue algo muy difícil porque nosotros tuvimos dos temporadas: antes del 2000 fue muy difícil con la guerrilla, y después del 2000 con el paramilitarismo, pero el cambio de nosotros ha sido realmente salirnos de lo ilícito a lo lícito”, dijo a Efe el ganadero Fredy González, que hace parte del proyecto.

González, que antes de 1988 se dedicaba al cultivo de coca, comentó que a pesar de ser más rentable lo ilegal, quiso encontrar una economía que le generara “más tranquilidad”.

El campesino agregó que pese a tener en la multinacional suiza un comprador asegurado, tiene en mente ir más lejos y comenzar a producir sus propios lácteos, pero que ese anhelo se dificulta por el abandono que sufren en materia de infraestructura.

Foto: EFE

Leave A Reply

Your email address will not be published.