La suerte ya está echada para muchos equipos de béisbol profesional de las Grandes Ligas en el 2016

10

En la imagen, el Yankee Stadium, en el Bronx, Nueva York (EE.UU.). EFE/Archivo

Houston (EEUU), 12 feb (EFE).- A medida que se acerca el comienzo de los campos de entrenamiento en el béisbol profesional de las Grandes Ligas, muchos de los equipos ya tienen echada su suerte en cuanto a las pocas posibilidades que poseen de cara a competir por llegar a los playoffs.
Los campos de entrenamiento sirven para fomentar el optimismo, una época del año en la que los jugadores se ponen en forma en Florida y Arizona y los fanáticos sueñan con las posibilidades de sus equipos de alcanzar la postemporada, pero el realismo también comenzará a estar presente entre los directivos y los profesionales.
Este es el caso de franquicias como las de Atlanta, Cincinnati, Milwaukee y Filadelfia, que van a iniciar una nueva reestructuración y son conscientes que llegar a la fase final no será el objetivo que se marquen tras renovar las plantillas de veteranos costosos y apostar por jóvenes valores.
Algo que ya comenzaron a hacer los Rockies de Colorado y los Padres de San Diego desde la pasada temporada.
Los directivos de los equipos son conscientes que para luchar por estar en la fase final hay que cumplir un proceso en el que durante cierto tiempo se debe aceptar que se va a estar fuera de esa opción.
Todos los directivos asumen que las reglas establecidas dentro del béisbol profesional de las Grandes Ligas fomentan esa realidad y consideran que hay que debatir el hecho de no ser competitivos durante esos periodos.
Mientras los Medias Rojas de Boston consiguieron al abridor estelar David Price y adquirió al cerrador Craig Kimbrel, los Diamondbacks de Arizona lograron a los lanzadores estelares Zack Greinke y Shelby Miller.
Los Cachorros de Chicago no se quedaron atrás y ficharon al jardinero Jason Heyward, todo lo contrario de lo que hicieron los Bravos de Atlanta, los Rojos de Cincinnati y los Cerveceros de Milwaukee los Bravos, Rojos y Cerveceros que quedaron sin los veteranos a los que les pagan contratos millonarios.
El veterano exmanejador Tony La Russa, ahora jefe de operaciones de los Diamondbacks, fue el que mejor definió la nueva situación al destacar que se debe ser realista en cuanto al potencial que hay dentro de la plantilla.
“Si cuentas con un grupo de jugadores mayores que tienen posibilidades, uno busca las piezas de relleno. Si hay un grupo de jóvenes, uno quiere ser paciente. Si posees prospectos, piensas en cómo desarrollarlos en vez de salir a buscar agentes libres”, valoró La Russa, que sido el cerebro en los nuevos fichajes logrados por su equipo.
Antes que los lanzadores y receptores lleguen a los campos de entrenamiento el próximo jueves, los equipos han gastado unos 2.300 millones de dólares en agentes libres, 600 millones más que en cualquier receso de temporada previo, según cálculos de Grandes Ligas.
Siete agentes libres recibieron contratos de más de 100 millones de dólares -Price, Greinke, Heyward, Chris Davis, Justin Upton, el dominicano Johnny Cueto y Jordan Zimmermann_, más que los agentes libres de las tres últimas temporadas juntas, lo que significa que los equipos que los han adquirido tendrán más posibilidades de triunfo.
Todo lo contrario de lo que sucede con la mayoría de los equipos que son conscientes que antes que de comienzo la temporada del 2016 ya la tienen perdida.
Con ese realismo quieren empezar la reconstrucción equipo como los Cerveceros, cuyos directivos saben que el proceso no será fácil, pero es el que pueden afrontar económicamente.
“Creo que tenemos que dar un paso atrás y fortalecernos desde adentro”, valoró Mark Attanasio, dueño de los Cerveceros, en una carta que envió a los seguidores del equipo. “No tenemos establecido un calendario concreto porque creemos que es fundamental establecer una base sólida que permita el éxito a largo plazo”.
Los equipos quieren imitar a los Reales de Kansas City, que ganaron su primera Serie Mundial desde 1985 con una plantilla joven y de buenos atletas.
Otro modelo de equipo a seguir es el de los Astros de Houston que después de tener el peor récord de las mayores en 2013 (51-111), el equipo tejano estuvo a seis “outs” de avanzar a la serie de campeonato de la Liga Americana el año pasado, algo que se lo impidieron los propios Reales.
Por su parte, el nuevo gerente general de los Filis de Filadelfia, Matt Klentak, defendió el trabajar desde la base con jóvenes valores que no sólo van a poder desarrollar su talento juntos sino también mantenerse unidos a la hora de lograr los triunfos.
Pero Klentak es consciente que para completar el ciclo es necesario cumplir con los tiempos establecidos para tal fin.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.