GUPC deberá pagarle al Canal de Panamá 847,6 millones de dólares tras laudo

14

Más de 847,6 millones de dólares deberá pagar el Grupo Unidos por el Canal (GUPC),  que construyó el nuevo juego de esclusa y que integra entre otras la empresa española Sacyr, a la vía acuática de el Canal de Panamá. Ya la segunda empresa había recibido un anticipos. 

El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que construyó el nuevo juego de esclusas de la ampliación del Canal de Panamá, deberá pagarle a la vía acuática más de 847,6 millones de dólares que el consorcio internacional, que integra entre otras la empresa española Sacyr, había recibido como anticipos.

Así lo determinó un laudo arbitral del que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) fue notificada, en el cual el Tribunal Arbitral determinó que el consorcio deberá «pagarle los adelantos iniciales los cuales ascienden a 547.958.819,42 dólares; y los adelantos adicionales, los cuales ascienden a 299.671.507.68 dólares, que suman 847.630.327,10 dólares».

«La ACP continuará ejerciendo todas las acciones que en derecho le asisten para el cobro inmediato de dichos adelantos que se encuentran pendientes de pago y que se encuentran debidamente garantizados por Cartas de Créditos y Garantías Corporativas», dijo el organismo autónomo panameño en un comunicado oficial.

El GUPC, integrado por Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul, y la panameña CUSA, se adjudicó en el 2009 el contrato de diseño y construcción de las nuevas esclusas del Canal de Panamá por un monto de 3.118 millones de dólares.

El consorcio sin embargo ha elevado a la fase de arbitraje reclamos por un total de 5.393 millones de dólares, de los cuales están pendientes los correspondientes a 5.199 millones de dólares, dijo a Acan-Efe en julio pasado el administrador de la ACP, Jorge Quijano.

Arbitraje internacional

Añadió que el consorcio interpuso un arbitraje internacional en el que solicitó que se «declarara que esos los adelantos «no habían vencido, con lo cual no eran líquidos ni exigibles hasta que la totalidad de sus reclamos fuesen resueltos en arbitraje».

Este arbitraje se llevó a cabo conforme al Reglamento de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI), con sede en Miami (EE.UU.) y determinó que el consorcio deberá pagarle a la ACP adelantos que suman «847.630.327,10 dólares».

«La ACP queda autorizada para cobrar de manera inmediata la Garantía emitida por UniCredit AG, sucursal de Londres, por el monto de 13.186.719 dólares para garantizar el pago de los intereses generados desde la fecha de vencimiento de los adelantos iniciales hasta el 16 de diciembre de 2018», indicó el comunicado oficial.

Indicó además que «Grupo Unidos por el Canal S.A. Sacyr S.A., Salini-Impregilo S.p.A., Jan De Nul N.V., Constructora Urbana S.A., y Sofidra S.A. deberán reembolsar» a la ACP «395.000 dólares en concepto de costas y gastos de los Miembros del Tribunal y gastos administrativos de la Corte Internacional de Arbitraje de la CCI».

«Grupo Unidos por el Canal S.A. Sacyr S.A., Salini-Impregilo S.p.A., Jan De Nul N.V., Constructora Urbana S.A. y Sofidra S.A. deberán pagar» a la ACP «5.444.478,50 dólares como contribución a las costas legales y demás gastos incurridos por la ACP en relación con el arbitraje», dijo el organismo.

Agregó que «todas las demás solicitudes de resarcimiento requeridas por GUPCSA fueron denegadas», sin dar más precisiones.

Por su parte, se establece en un cable internacional de ACAN-EFE,  Sacyr informó en Madrid de que el GUPC debe devolver a la ACP anticipos por importe de 547,9 millones de dólares (482 millones de euros), que fueron entregados en 2009 en concepto de costes de movilización e instalación de plantas.

Según Sacyr, la fecha tentativa de la eventual devolución se había fijado en junio de 2018, ya que las partes entendían que daría tiempo a que se dictaran las resoluciones, pero debido a la complejidad de los arbitrajes, los procesos exigirán un plazo más dilatado.

De acuerdo con el comunicado de Sacyr, GUPC respeta la fecha de devolución de los anticipos.

La empresa española destacó que el laudo también establece que la ACP debe abonar a GUPC los gastos de mantenimiento no pagados hasta la fecha, que ascienden a 36 millones de dólares (31,6 millones de euros) más intereses.

Al respecto, la ACP dijo en su comunicado que «no estaba autorizada para retener montos pagaderos a GUPCSA relacionados con los Servicios de Mantenimiento, con lo cual deberá devolverle a GUPCSA dichos montos». ACAN-EFE

gf

Leave A Reply

Your email address will not be published.