Haití se encamina a un Gobierno de transición en medio de la crisis política

2

Una vendedora de medicinas camina por una calle de Petionville, en Puerto Príncipe (Haití). EFE

Puerto Príncipe, 26 ene (EFE).
Haití continúa hoy bajo la incertidumbre política a solo doce días de que concluya el mandato del actual presidente, Michel Martelly, cuyo sucesor no ha sido elegido por el aplazamiento en dos ocasiones de los comicios.
Sectores de la oposición favorecen un Gobierno de transición a partir del 7 de febrero próximo, cuando concluye el mandato de Martelly, impedido constitucionalmente de buscar otro periodo.
Entre los nombres que se bajaran para encabezar este Gobierno figura el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jules Cantaves, el titular del Senado, Jocelerme Privert; y el actual primer ministro, Evans Paul, cuyo mandato principal, según diversas opiniones, es resolver la crisis electoral y organizar elecciones.
Otra alternativa expresada por sectores políticos es la posibilidad de que Martelly continúe hasta el 14 de mayo próximo (cuando se cumplen 5 años de su asunción al poder) y organizar elecciones, una opción difícil porque la oposición amenaza con salir a las calles si el gobernante sigue más allá del 7 de febrero.
El primer ministro haitiano señaló hoy que Martelly entregará el poder el 7 de febrero tal y como manda la Constitución y que hay negociaciones de alto nivel para que no haya un “vacío de poder” en el país.
En una breve entrevista hoy con el diario haitiano Le Nouvelliste, Paul explicó que desde el Ejecutivo se está “trabajando con todos los sectores políticos para buscar una solución para mejorar la crisis y no dejar un vacío de poder que empeore más la situación”.
A su vez, indicó que en el contexto actual “no es posible llevar a cabo comicios en el país antes del fin del mandato presidencial”.
“Estamos manteniendo diálogos (con todos los estamentos) para sacar al país de la situación actual y que salga adelante”, agregó.
Haití vive una fuerte crisis política después del aplazamiento de la segunda vuelta de las elecciones por segunda vez, la semana pasada.
La oposición exige una nueva comisión que verifique los resultados de la primera vuelta celebrada en octubre, un nuevo gobierno y un Consejo Electoral Provisional (CEP), renovado.
Por su parte, el candidato oficialista, Jovenel Moise, quiere que sigan adelante los comicios.
Las calles de Puerto Príncipe amanecieron hoy en calma tras varios días de protestas violentas, aunque se preven nuevas manifestaciones por parte de la oposición y del oficialismo para reclamar la celebración de los comicios.
El Partido Lavalas, del expresidente Jean Bertrand Aristide, reclamó hoy nuevas elecciones legislativos y presidenciales y pidió detener a los protagonistas de los fraudes cometidos en los pasados procesos, causantes de la actual crisis.
A las elecciones previstas para este domingo estaban convocados el candidato oficialista, Jovenel Moise, y el opositor, Jude Celestin, quien se negó a participar en la segunda ronda electoral por el supuesto fraude cometido en la primera ronda celebrada el pasado 25 de octubre.
Moise fue el candidato más votado en la primera ronda de las elecciones celebrada en octubre, pero catalogadas de “fraudulentas” por la oposición, que se niega a aceptar esos resultados.
Una comisión independiente nombrada por Martelly para investigar esos comicios también determinó que el proceso estuvo plagado de “serias irregularidades”, al tiempo que recomendó una serie de medidas como el sometimiento a la Justicia de funcionarios electorales y la elaboración de una nueva lista de votantes.
La segunda vuelta electoral, originalmente programada para realizarse el 27 de diciembre pasado, fue suspendida indefinidamente por el CEP el viernes pasado, que alegó razones de seguridad.
El propio organismo electoral está prácticamente desmantelado, pues está compuesto en la actualidad por solo tres de sus nueve miembros titulares, ya que cinco han renunciado y uno fue suspendido bajo acusaciones de corrupción.

Leave A Reply

Your email address will not be published.