Insuficiencia renal provoca la muerte de 12 personas cada mes

19

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una de cada 10 personas a nivel mundial padecen de algún grado de enfermedad renal crónica, y en Panamá unas 12 personas fallecen por esta causa cada mes.

La Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud celebran el segundo jueves de marzo el Día Mundial del Riñón.

Esta enfermedad es considerada un asesino silencioso debido a que no da síntomas hasta estados más avanzados.

El principal trabajo de los riñones es eliminar los desechos y el exceso de agua del cuerpo; la enfermedad renal crónica es la pérdida de la función de los riñones con el tiempo.

El presidente de la Asociación Panameña de Nutricionistas Dietistas, José Ramiro López, dijo que sus principales causas son enfermedades como la diabetes mellitus, la hipertensión arterial, la glomerulonefritis (inflamación de las unidades de filtración del riñón a consecuencia de infecciones), y otras causas que son desconocidas.

José Ramiro López, Presidente de la APND

Indicó que al gremio que representa le preocupa el incremento de esta enfermedad en Panamá, debido a que, según estadísticas de la Caja de Seguro Social, hay más de 2,200 pacientes que reciben tratamiento de diálisis.

Subrayó que la cifra sigue creciendo, ya que mensualmente un promedio de 35 a 40 pacientes nuevos ingresan a esa entidad de salud para recibir atención, y se dan alrededor de 12 defunciones al mes por este mal.

Explicó que la edad promedio de estos pacientes es de 50 años, y en su mayoría son del sexo masculino; sin embargo, lo más preocupante es que en los últimos años también ha aumentado el número de niños y adolescentes con enfermedades crónicas en sus riñones, dentro de los cuales algunos han necesitado tratamiento de diálisis.

Según la CSS, el costo por tratamiento de hemodiálisis es muy alto, ascendiendo a más de $ 2,200.00 mensuales por paciente, lo que representa un problema de salud pública; pero más importante que el costo que esta enfermedad demanda del Estado es la afectación a la calidad de vida y a la productividad laboral de los panameños que la padecen, lo que también afecta a sus familiares.

En los últimos años se han construido alrededor de 15 salas de hemodiálisis (4 restauradas y 11 nuevas) para atender a la población ya enferma, se ha mencionado la necesidad de más médicos nefrólogos y se han realizado las gestiones para capacitar más profesionales en esta área; sin embargo, esto no ha logrado atender la demanda a cabalidad.

La Asociación Panameña de Nutricionistas Dietistas recomienda a la población panameña realizar hábitos saludables para prevenir las causas iniciales de esta enfermedad, como la hipertensión arterial y la diabetes mellitus (enfermedades que son prevenibles); y si ya se padecen estas enfermedades, mantenerlas controladas y supervisadas por profesionales de la salud como médicos y nutricionistas.

Los hábitos saludables recomendados a practicar y adoptar como estilo de vida son los siguientes:

  • Llevar una dieta balanceada que incluya todos los grupos de alimentos como frutas, vegetales, almidones, carnes y lácteos, en cantidades recomendadas por un nutricionista dietista idóneo.
  • Practicar actividad física diariamente acorde a su edad y resistencia física.
  • Beber diariamente de 1.5 a 2 litros de agua, el equivalente a 8 vasos de agua en el día.
  • Evitar el exceso de sodio: comiendo poca sal y eliminando el consumo de condimentos artificiales y snacks.
  • Evitar el consumo de azúcares simples contenidos en productos como: chichas, jugos, sodas, té frío, dulces, galletas dulces, helados, sirope de pancakes, golosinas, entre otros productos con azúcar.
  • Evitar el exceso de grasas como la contenida en las frituras.
  • Mantener un peso saludable sugerido por su médico o nutricionista.
  • No fumar cigarrillos ni utilizar ningún derivado del tabaco. Si es fumador, busque ayuda en las clínicas de cesación del tabaquismo del Ministerio de Salud o la Caja de Seguro Social.
  • Realizarse por lo menos un control médico anual para estar pendiente de la presión arterial y de la glicemia (glucosa en sangre).
    Si ya padece de diabetes mellitus o hipertensión arterial, debe mantener controles con médico y nutricionista para evitar que estas enfermedades que padece generen daños en los riñones. Tome los medicamentos recetados.

Leave A Reply

Your email address will not be published.