La hija de Demi Moore habla del alcoholismo de su madre

23

En una entrevista rememora lo duras que eran las recaídas de la actriz en sus adicciones

La publicación de las memorias de Demi Moore ha hecho que sus tres hijas, nacidas de su matrimonio con el también actor Bruce Willis hablen del tema.

Algo más de un mes después de que saliera a la venta el libro de la actriz, Rumer de 31 años, Scout de 28 y Tallulah de 25 se han juntado con su madre en un plató para participar en el programa Red Table Talk, que presenta Jada Pinkett Smith. Durante la grabación, charlaron sobre cómo habían vivido la peor etapa de su madre, en concreto su alcoholismo.

La más pequeña de las hijas, habló de lo duro que habéis dio que sumadre sufriera una recaída en la bebida después de una cierta recuperación. «Era terrorífico», la apoya Rumer, su hermana mayor. Pero Tallullah aún cuenta más cosas. «Era muy extraño, y había momentos en los que sentía mucha irritación», explica. «Me acuerdo de estar muy enfadada y de tratarla como si fuera una niña, hablarle como si fuera una niña. No era la madre con la que habíamos crecido».

Unas memorias duras y que han sorprendido en el mundo del espectáculo. En ellas, en orden cronológico, la actriz habla de sus problemas de salud cuando era niña, de cómo murió su padre cuando ella tenía 18 años, de las dificultades para mantenerse en el cine, de las infidelidades que ha sufrido, de sus adicciones, del abandono de los suyos, de su trágico aborto a los seis meses de embarazo, de la cirugía estética y la desnutrición, de las drogas, de violaciones. 

Leave A Reply

Your email address will not be published.