La política se va a mezclar con el fútbol en el próximo Clásico

14

Toni Hernández

@tonihern

España ahora mismo es un país en el que se habla más de política que de fútbol, algo que no suele ser muy habitual, y todo a cuenta de la sentencia del Tribunal Supremo por el intento de declaración unilateral de la independencia de Cataluña, una comunidad autónoma dentro del estado español. La rivalidad Madrid – Barcelona comprende muchas cosas, y no sólo el deporte, y en Madrid es donde está el gobierno y se ha dictado sentencia, y Barcelona es la capital de Cataluña. Y en apenas 12 días se juega el primer Clásico de la temporada y en el Nou Camp, que en los últimos tiempos suele acoger mensajes cercanos a la causa independentista.

Cada uno aquí tiene una postura respeto al papel que deben desempañar los clubes de fútbol, de si deben o no inmiscuirse en cuestiones políticas o no, pero lo que queda bien claro es que el partido de ese día 26 a las 13 horas de España va a estar marcado por muchas más cosas que el fútbol, y eso, a los que de verdad amamos este deporte, nos debería hacer sentir pena y rabia, porque al final este es un juego que tiene una inmensa capacidad de unir y no de separar, de saldar conflictos con un balón en un campo, y no generar violencia.

Todo el mundo en España está tomando partido, con una inmensa mayoría del país en contra de lo que pasa en Cataluña y un porcentaje de la sociedad catalana, en torno al 50%, que sí es favorable a estos anhelos independentistas. En definitiva, un problema espinoso que seguirá trayendo cola durante mucho tiempo, y ahora todos miraremos a ese encuentro para que no sea la personalización de todo lo malo que puede generar la sociedad en torno al fútbol, porque eso no se debería permitir.

Leave A Reply

Your email address will not be published.