Las mujeres pueden integrarse a todas las posiciones del Ejército de EE.UU.

5

Washington, 10 mar (EFE).- El secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carter, anunció hoy que ha aprobado formalmente los planes de los diferentes servicios militares y del comando de Operaciones Especiales para que las mujeres puedan integrarse en todas las posiciones del Ejército estadounidense.
“No nos podemos permitir quedarnos sin la mitad del talento y las habilidades del país. Debemos tomar ventaja de cada individuo que pueda pasar nuestros estándares”, dijo Carter.
El Pentágono ya avanzó a principios de diciembre que abriría todas las posiciones de combate a las mujeres, incluidas las de elite y los “marines”, y pidió a las diferentes secciones del Ejército que remitiesen sus planes de aplicación de ese cambio, que hoy se han aprobado formalmente.
“Cuando en diciembre anuncié mi decisión de abrir todos los campos de la carrera para mujeres cualificadas, enfaticé que la implementación debía ser gestionada de la manara correcta, porque la efectividad de combate de la mejor fuerza de batalla del mundo es primordial”, afirmó el titular de Defensa.
Carter explicó que, tras revisar detalladamente los planes de aplicación de los diferentes servicios militares y del comando de Operaciones Especiales, que ya son públicos, el Pentágono los ha aprobado porque van a efectuar este cambio “de manera efectiva” y han cumplido las diferentes demandas exigidas en diciembre.
“Los cambios no se van a producir en una noche, y aunque al final del día esto nos hará una fuerza mejor y más grande, habrá problemas que arreglar y desafíos que superar. No debemos subestimar esto”, avisó Carter.
“Al mismo tiempo, -continuó- debemos recordar que el Ejército se ha enorgullecido durante mucho tiempo de ser un ente meritocrático, donde aquellos que sirven no están juzgados por quién son o de dónde vienen, sino en lo que pueden ofrecer a este país. Por eso somos la mejor fuerza militar del mundo”.
Desde 2013 unos 110.000 puestos de combate anteriormente cerrados a las mujeres se han abierto a cualquier género, pero hasta ahora aún quedaban unas 200.000 que seguían siendo exclusividad de hombres, entre ellas las de las fuerzas especiales.
Los cambios anunciados por Carter abren las puertas de cuerpos de elite, como los Navy Seal (dependiente de la Armada) o las Fuerzas Especiales del Ejército de Tierra, a mujeres capaces de cumplir los duros requisitos de ingreso.

Leave A Reply

Your email address will not be published.