McGregor pide revancha a Nurmagomedov

11

Incómodo con su derrota ante Khabib Nurmagomedov por el título de peso ligero de la UFC, Conor McGregor no ha tardado en reclamar una nueva oportunidad para defender su orgullo.

“Buen golpe, espero la revancha”, destacó el peleador irlandés este domingo a través de su cuenta oficial en Twitter, dejando en suspenso un posible nuevo encuentro entre ambos combatientes, algo reclamado por los aficionados después del UFC 299.

Nurmagomedov, que dominó durante toda la pelea disputada en el T-Mobile Arena de las Vegas, mantuvo también su invicto de 27 peleas ganadas, algo que ningún peleador de la UFC había logrado.

Pero al final de la pelea se generó un a batalla campal entre los componentes de los equipos de trabajo de ambos luchadores y tuvo que subir la policía al octágono después que un individuo no identificado también entró para golpear al McGregor que necesitó ser escoltado fuera del mismo por los agentes del orden y personal de seguridad, mientras era abucheado por los aficionados.

Antes que se diese el lamentable espectáculo final dentro y fuera del octágono, el luchador ruso cumplió lo que ya había adelantado, que iba a acabar con el mito de McGregor y a demostrar que era muy superior a él, como así lo demostró ante un lleno que se dio en las gradas del T-Mobile Arena, donde regresó la acción de la UFC.

Nurmagomedov, de 30 años, se sintió ofendido durante la sesión de pesaje del viernes cuando recibió una patada por parte de McGregor, además que había llegado tarde al evento, lo que hizo que el peleador ruso considerase como una falta de “respeto” y de “clase”.

Luego, por primera vez, en la UFC, sucedió el incidente bochornoso de las agresiones entre el personal de ambos luchadores y los organizadores, encabezados por el presidente de la máxima organización de las artes marciales mixtas, Dana White, decidieron que no hubiese entrega del cinturón de campeón.

El presentador declaró ganador al ruso después de que los luchadores hubiesen abandonado minutos antes el octágono y la policía de Las Vegas decidiese darles escolta a ambos para que pudiesen abandonar el recinto del T-Mobile Arena.

Leave A Reply

Your email address will not be published.