Noticias 7 Dias Navidad

“Tengo 13 quincenas sin cobrar” dicen maestros

9

Luego de estar, por espacio de ocho años alejado de los avatares periodísticos, y gracias al empuje de un viejo amigo quisqueyano, y compañero de mil batallas, he vuelto, sin embargo ante las inconsistencias que estamos viviendo, no me queda mas remedio que reseñar mi sentir, en aras de aportar mi humilde granito de arena, intentando que los derroteros de mi país se enderecen.

No es justo mi sufrido leedor, que a escazas semanas, para que termine el año lectivo 2,016; haya docentes, que no han cobrado un solo cheque, acción ésta que le acarrea graves perjuicios en su quehacer cotidiano, compréndase alimentos, medicinas, vestuario, transporte, entretenimiento, entre otros.

Me atrevo a poner mi mano derecha, puesto que soy izquierdo, en el fuego, que la persona o personas responsables de los trámites del nombramiento de esos docentes, no está o están padeciendo esos sinsabores, debido, a que por norma general, estos puestos son para aquellos allegados a la rosca del ministro de turno.

Y, digo de turno, porque el víacrucis de los educadores en este país, no es de ahora, es un eterno problema heredado, y al parecer al MEDUCA no llega nadie con la capacidad profesional e intelectual para ponerle coto final a esa anómala situación.

A lo largo de mi vida, como periodista, he sostenido mi sentir en torno a que el Ministerio de Educación, debe ser un ente totalmente apolítico, es decir, que el presidente de turno no tenga injerencia alguna en el nombramiento del rector de la educación de nuestro país.

Cuando analizamos, el nivel de educación o aprendizaje, recibido por nuestros muchachos, nos damos cuenta, que estamos rezagados años luz, de los planes educativos de las escuelas particulares, y puedo presentarle una prueba fehaciente de lo que acabo de reseñar, antes de que llegara a la Rectoría de la Universidad de Panamá, el tristemente celebre, Gustavo García De Paredes, la media mínima para entrar a éste centro de educación superior, era de 85 puntos.

Pero, el resultado de los exámenes de admisión, eran catastróficos, y la medida sabia, del Señor Rector Gustavo García De Paredes, fue la de reducir o bajar el puntaje a 65; con está decisión, a mi juicio propia del sabio Salomón, llevamos a la mediocridad al estudiantado, que iniciaba sus pininos universitarios.

Lo aquí reflejado, tiene su génesis en la escuela primaria, debido a las falencias que se registran, durante los seis primeros años de estudio de los chicos, justo, en la fase formativa de ellos, si no se les enseña a leer, comprender, interpretar, analizar, lo que absorben intelectualmente, ese producto (estudiante) sufrirá serios problemas de aprendizaje en el plano secundario, sumado a que en la actualidad, los muchachos tienen acceso a la información de manera instantánea, con el uso del Internet, pero que alejados están de usarlo para fines educativos.

En mis tiempos, para poder realizar una tarea, había que leer y leer, luego resumir, para después pasar a confeccionar la tarea indicada, no teníamos los libros, por las condiciones socioeconómicas propias del país, en aquellos años, obligadamente utilizábamos la biblioteca del colegio, y sí en ese punto no se resolvían las inquietudes escolares, procedíamos a la biblioteca pública, recuerdo perfectamente, sufrido leedor, que teníamos que hacer una vaca (colecta) para darle algo de dinero, y el almuerzo a la bibliotecaria, porque su turno era hasta mediodía.

Hoy, la crisis educativa está por tocar fondo, los docentes del sector público no tienen suficiente capacitación para instruir a nuestros hijos de la mejor manera, la existencia de enormes deficiencias en la cantidad de centros educativos, salones recargados de educandos, padres irresponsables que piensan y sienten que los maestros deben terminar de criarles a sus retoños.

Patrones negativos en la conducta de los niños, en cuanto a principios morales y cultura, todo esto es una bomba de tiempo, la cual cuando haga explosión la onda expansiva nos arrastrará a todos, simplemente porque los que tienen la capacidad de resolver estos problemas y generar los correctivos, carecen de la voluntad política y de la responsabilidad con las futuras generaciones de hacer las modificaciones necesarias, gústele o no, a muchos sectores de este país, quienes para mantener su estatus quo, necesitan tener en el vasallaje a un pueblo ignorante e inculto. Hasta la próxima mi querido leedor.

Leave A Reply

Your email address will not be published.