Messi y Rojo llevan a Argentina a octavos

21

San Petersburgo, 26 jun (EFE) Un gol de Lionel Messi en la primera parte y una segunda parte de sufrimiento extremo tras el empate del nigeriano, Victor Moses, que les dejaba fuera, finalizado por el tanto del defensor argentino, Marcos Rojo, clasificaron a Argentina a los octavos de final del Mundial de Rusia 2018.

No hubiera sido coherente con el recorrido del combinado argentino un triunfo cómodo, una exhibición del mejor jugador del mundo. Fue un pase agónico, marcado por un penalti innecesario de Mascherano que dio vida a las Super Águilas, quienes al contragolpe dieron mil y un sustos a la Albiceleste, hasta que anotó Rojo.

Era la última bala de Argentina, la última bala de Messi. Llegaba la Albiceleste a San Petersburgo, obligada a ganar o a ganar, e incluso eso podría no bastarle si Islandia ganaba a Croacia, ya clasificada, aunque los balcánicos cumplieron con su parte y ganaron 1-2.

Para ello, Sampaoli incluyó el anunciado cambio en la portería de Franco Armani por Willy Caballero y se agarró a los ‘históricos’, introdujo a Éver Banega en el centro del campo para el 4-4-2 y a Marcos Rojo en la defensa junto a Nicolás Otamendi. En la delantera, optó por Gonzalo Higuaín en lugar del ‘Kun’ Agüero.

Con ello, se vio al inicio una Argentina mejor asentada en el centro del campo para la creación, con un Banega que se movía sin cortapisas entre los mediocentros nigerianos. No obstante era también una Argentina muy frágil en la defensa.

Messi, al que se había visto intentar un eslalon en los primeros diez minutos, detenido con contundencia por Obi Mikel, trazó en el 14 una línea solo visible para Banega, que desde la divisoria lanzó un centro diagonal perfecto para el control con el muslo del delantero del Barcelona, que se dio un autopase antes de fusilar a la red, imposible de detener por Francis Uzoho.

Leave A Reply

Your email address will not be published.