‘Mitecu’ en horario familiar de la tv

12
Cuando estudiaba periodismo nos enseñaban en las aulas sobre  la libertad de prensa, expresión, censura y que los medios de comunicación tenían varias tareas como orientar, educar, concientizar, entre otras hierbas.
Tras 21 años en tres  oficinas de prensa del Estado, reportero de diario, tv, radio y comentarista  radial, les aseguro que todo eso es mito, porque el dinero y el poder vale más que cualquier pacto de Chapultepec o convenio internacional.
No solo en la India existen vacas sagradas, sino también en Panamá. Desde hace semanas se transmite los programas de televisión “Esto es Guerra”, en Televisora Nacional (TVN)  canal 2 y Calle 7, en Telemetro o el canal 13 de televisión.
En un horario supuestamente familiar, en la tarde, ves pantalones cortos que muestran traseros, senos como el Everest y  de cuerpos envidiables que dejan al televidente, principalmente varones, babeados de ver tanto “Mitecu”.
Besos simulados de competencia, rozadera, envidia, fuerza bruta y otras aristas nos muestran ambos programas de la televisión.
Aclaro, no tengo nada personal contra los programas, ni tampoco soy ultraconservador moralista, no obstante, mis críticas son por el horario en que se transmiten los programas. Su horario debe ser de las 10:00 de la noche, ya que hay demasiado sexo desbordado y ropas íntimas a flor de piel que todos los televidentes ven, incluyendo niños.
Poco que ofrecer y mucho que mostrar porque el sexo y la poca vestimenta vende, y en la televisión lo que atrae son las audiencias, no importa a que costo y sin ningún tipo de dogma. Todo lo que entre a la caja registradora de las empresas vale más que educar al televidente, mostrar un documental de Victoriano Lorenzo, Cheporé, Parita o la Batalla de Stalingrado. Obvio, eso no les interesa a los patrocinadores, sino mucho “Mitecu”.
En Panamá no existe junta de censura, ya que fue eliminada hace años y se pactó que los canales se autoregularan dependiendo del contenido de la programación, así se establecía su horario.
Pero para los ejecutivos comerciales de Telemetro y TVN, la autoregulación es papel sanitario, ya que no nos llamemos engaño porque el sexo y “Mitecu” generan miles de dólares.
El Gobierno poco puede hacer o para decir que están atados de manos, ya que el principal accionista de TVN es el mayor donante de la campaña del mandatario Juan Carlos Varela y del lado de Telemetro, uno de los hijos de su propietario es embajador de Panamá en Estados Unidos.
¿Qué es mejor, ver un documental de cable? Puede ser, pero no todos pueden pagarlo, así que sus hijos tendrán que ver a “Mitecu” en un horario que en mis tiempos se veía “Sueños con Jenny”, Scooby Doo o la Pantera Rosa.
Claro, los tiempos cambian,  es hora de mucho sexo y “Mitecu”.
Temas relacionados
1 Comment
  1. Marcos says

    Totalmente de acuerdo, estimado, este programa es basura pura

Leave A Reply

Your email address will not be published.