Nadal invencible: conquista su duodécimo Roland Garros

11

París, 9 jun (EFE).- El español Rafael Nadal conquistó este domingo su duodécimo título de Roland Garros, tras derrotar al austríaco Dominic Thiem, por 6-3, 5-7, 6-1 y 6-1, y proclamarse así como el jugador que más veces ha repetido triunfo en un mismo Grand Slam

Quince años después de su primera victoria sobre la tierra batida de París, Nadal necesitó de tres horas y un minuto para escribir una nueva página de su legendaria historia.

Con este triunfo, el español supera a la australiana Margaret Court, que había ganado once veces el Abierto de Australia entre 1960 y 1973.

Recién cumplidos los 33 años, Nadal totaliza 18 títulos de Grand Slam, dos menos que el suizo Roger Federer, el hombre que más ha logrado, y tres más que el serbio Novak Djokovic, tercero en la carrera de grandes.

«Hace relativamente poco tiempo no sabía si podría estar compitiendo aquí. Este trofeo significa muchísimo para mí», afirmó Nadal en español, en alusión a sus repetidos problemas físicos, tras recibir el trofeo en la pista de manos del mítico extenista australiano Rod Laver.

Los números del palmarés de Nadal impresionan: es su título número 82 y el decimoctavo en un Grand Slam, por lo que tiene ya muy cerca el récord de 20 grandes de Roger Federer.

Doces títulos 

Nadie en el tenis había logrado ganar doce títulos en un mismo Grand Slam, una nueva hazaña que se suma al historial de Nadal, que este domingo dejó atrás la igualdad a once que tenía con la legendaria Margaret Court, que había logrado esa cantidad en el Abierto de Australia, su país.

En el palmarés de Roland Garros, Nadal dobla ya al segundo que más veces ha sido campeón en el torneo masculino en la ‘era Open’, el sueco Björn Borg, que levantó el trofeo en seis ocasiones. En los primeros años del torneo, el francés Max Decugis llegó a ganar ocho, entre 1903 y 1914.

Nadal no ganaba un torneo del Grand Slam desde su undécimo Roland Garros hace un año. En el Abierto de Australia fue subcampeón en enero, superado claramente en la final por Novak Djokovic.

espués de un problema en la rodilla derecha en marzo en Indian Wells, Nadal había afrontado con grandes dudas la temporada europea sobre tierra batida.

Todo es diferente

Las alarmas se dispararon cuando encadenó tres derrotas en las semifinales de tres torneos seguidos (Montecarlo, Barcelona, Madrid), en la ciudad catalana precisamente contra Thiem, pero el título en Roma le permitió estrenar su palmarés de este 2019 y viajar a París con la confianza necesaria para afrontar el reto.

Thiem, a sus 25 años, ganó cuatro veces al español en tierra batida en el pasado, pero en Roland Garros todo es diferente para Nadal, que le ha derrotado en las cuatro ocasiones en las que se han enfrentado en ese torneo, incluyendo las dos últimas finales.

Estoy triste por perder, pero Rafa, eres un gran campeón, una leyenda. Doce veces campeón aquí… Volveré aquí el año que viene», avisó el austríaco con una sonrisa.

En el inicio de la final, seguida desde la tribuna presidencial por el rey emérito español Juan Carlos I, quedó ya claro que Thiem no iba a poner las cosas fáciles, con largos intercambios y golpes espectaculares.

Guerra de nervios

El austríaco fue el primero en conseguir un ‘break’, para ponerse 3-2 arriba, pero Nadal reaccionó con rabia, ganó cuatro juegos seguidos, incluyendo dos quiebres del potente servicio de Thiem, y se llevó la primera manga por 6-3.

En el segundo set, los dos mantuvieron una guerra de nervios, ganando los juegos con su saque, hasta que Thiem consiguió el único quiebre, justo en el duodécimo juego, para llevarse el parcial por 7-5 y equilibrar de nuevo el partido.

Hasta ese momento, el único set que había perdido Nadal en todo el torneo había sido en tercera ronda ante el belga David Goffin (29º).

En el tercer set, la reacción de Nadal fue de orgullo herido, convirtiéndose en el huracán que había arrasado a Kei Nishikori en cuartos y a Roger Federer en semifinales.

os quiebres del saque de Thiem le permitieron colocarse rápidamente con 4-0 en el marcador. El austríaco cortó la hemorragia con su primer juego, pero Nadal cerró el set con dos juegos seguidos y una nueva rotura, para el 6-1.

De nuevo empezó quebrando el servicio del austríaco, se distanció 3-0 en el marcador. Thiem sumó un juego y ya todos los demás fueron para Nadal, que terminó con otro 6-1.

Leave A Reply

Your email address will not be published.