Obispos de Panamá y CELAM alzan su voz en defensa de los católicos de Nicaragua

11

El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Panamá alzó su voz este viernes en defensa de los católicos en Nicaragua por las constantes profanaciones que agentes del gobierno sandinista cometen aún dentro de los templos y en la violencia de los derechos humanos de la población.

“En estos momentos compartidos el dolor y la impotencia que vive el pueblo y la Iglesia Católica en Nicaragua, ante la intransigencia que lleva un violar derechos humanos fundamentales como es el derecho a la vida digna, la libertad de expresión y de protesta, la libertad de movilidad y la libertad religiosa ”afirman los jerarcas católicos panameños.

Agregan que nos solidarizamos con la Cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, ante las agresiones que sufren sacerdotes y fieles, así como por los actos sacrílegos en la Catedral; y el asedio e intimidación en la Parroquia San Miguel Arcángel en Masaya. Condenamos estos actos de profanación y de agresión que hieren sensiblemente la fe del pueblo católico ”.

Los prelados panameños “también nos unimos al llamado de los obispos nicaragüenses al Estado para que escuche el clamor del pueblo que pide se respeten sus derechos.

La Iglesia en Nicaragua, en distintos momentos de la crisis social, política y económica, ha insistido en la urgencia de deponer intereses y encontrar caminos de escucha, diálogo y respeto para lograr la tan anhelada paz, en justicia y en busca del bien común. La respuesta jamás será la violencia”, añaden.

También, el Consejo Episcopal Latinoamericano CELAM, su presidencia y los 35 participantes del encuentro de renovación y reestructuración del mismo, reunidos en Bogotá, Colombia, expresaron su solidaridad con la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

«En los últimos meses, y semanas, en países hermanos como Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Haití, Nicaragua y Venezuela, vienen aconteciendo grande movilizaciones ciudadanas protestando por desigualdades e injusticias, que son fruto del pecado que se ha institucionalizado, dando la espalda a los más pobres y marginados. Estas movilizaciones en muchas ocasiones han sido duramente reprimidas», señala parte del comunicado del CELAM;.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.