Premios falsos, regresan estafadores telefónicos

32

La melodiosa voz al otro lado del teléfono los hacía creer que era la de una mujer joven, pero resultaba que no, era de una señora de la tercera edad a quien intentaban embaucar prometiéndole premios falsos desde línea blanca, 4 mil dólares y hasta un crucero, con piropos incluidos.

Los estafadores por teléfonos móviles primero te envían un mensaje de texto anunciando que te has ganado un premio. Si no contestas el mensaje, te llaman para confirmar la “buena noticia”. Así le sucedió a Eda, quien al principio no creía tanta suerte, pero el poder de convencimiento de estos delincuentes la llevó hasta salir de su casa. “Me dijeron que solo debía comprar una tarjeta de 10 dólares y luego ir a la agencia más cercana para reclamar el premio, pero insistieron primero en que debía meter el pin de la tarjeta.

Al responder que no tenía dinero ni saldo en la tarjeta, ellos le dicen que no importa que le depositan $100+10 para que hable y vaya a comprar su tarjeta. “No sé cómo hacen y era verdad que depositaron, porque yo no tenía saldo. Me decían no cierre y vaya haciendo lo que nosotros le decimos mientras grabamos porque esto sale en un programa de canal 2, donde anunciarán a los ganadores”.

Por la insistencia de los estafadores, la señora incrédula fue a la tienda y compró la tarjeta, pero de regreso a casa su esposo la convenció para que no les hiciera caso.  Aunque la estafa no se concretó, sí hay miles de panameños que caen en la trampa de esos delincuentes y nadie escapa de ser vulnerable, porque ellos escogen cualquier número al azar.

¿Quién no se entusiasma conque le digan que se ha ganado un crucero para dos personas con gastos pagos, un carro nuevo o un celular último modelo? De esta trampa nadie se escapa, han caído desde las personas más sencillas y humildes hasta los más preparados como médicos y abogados.

En 2015, Cable & Wireless Panamá recibió 1,636 denuncias entre sus clientes por este tipo de fraude. Según estadísticas de la empresa, solamente con números celulares de su red, los años 2012 y 2013 registran mayores casos denunciados, 2,439 y 2,512, respectivamente.

La vicepresidente de Asuntos Corporativos de C&W Panamá, Lissette Condassin, informó que el estafador utiliza un número celular para realizar llamadas repetitivas a un mismo número y generalmente su ubicación es en un mismo lugar.  “Ofrecen premios maravillosos a cambio de información personal y el traspaso de saldo de una tarjeta prepago”, dijo.

En los últimos años, se ha visto un incremento en esta actividad ilícita, por lo que la empresa activó una línea telefónica (882-2485 ) y funcionando las 24 horas para que las personas estafadas o que se les haya intentado estafar llamen y dejen grabada su llamada con los datos del número del estafador y hacer un breve relato de lo acontecido. Son pocos los casos en que los afectados acuden directamente a sus tiendas para hacer el reporte.

Según Condassin, de esta forma la empresa detecta estas llamadas y procede a realizar un análisis, caso por caso. Si la investigación determina que es una llamada de estafa con un número de su red, proceden a desconectar la línea para evitar que siga siendo utilizada para actividades ilícitas y orientar a los que han sido estafados para que presenten su denuncia ante las autoridades. Si el número del estafador pertenece a otro operador, proceden a informarle para que ellos hagan lo propio.  “Nosotros no podemos bloquear teléfonos de otros operadores”, precisó.

Como los estafadores se hacen pasar por colaboradores de la empresa operadora del servicio, los afectados tienden a culpar a la empresa, diciendo que hay complicidad, afectando su imagen y reputación. “Los clientes se molestan cuando no les podemos devolver el dinero que perdieron con la estafa.  Luego entienden que no está en nuestras manos.  No podemos recuperar un dinero que ya ha sido depositado en un teléfono.  Al final les queda la sensación de impotencia y de frustración por haber caído en una trampa tonta”, expresó Condassin.

A mediados de 2015, la empresa lanzó la campaña #NOCAIGAS, una campaña masiva de concienciación a nivel nacional, en conjunto con la Policía Nacional, con el propósito de que la comunidad pudiera diferenciar una promoción auténtica de una estafa telefónica.  “No podemos pasar por alto el hecho de que nuestra empresa sí realiza llamadas de premiación entre nuestros clientes”, aclaró.

La campaña se originó por la cantidad de clientes que caen ante las estafas telefónicas y recibió el apoyo de los medios porque muchas veces los involucran como parte de la premiación. También se hizo en redes sociales para evitar que las personas fueran víctimas de estafas telefónicas.

“La mayoría de las llamadas recibidas son para informar que los llamaron y reportan el número del supuesto estafador, pero además nos comentan que no cayeron, lo cual nos llena de mucha satisfacción porque el mensaje cumplió su cometido”, expresó.

Actualmente, está vigente la Ley No. 51 de 2009, que obliga a los operadores a llevar una base de datos con las generales de las personas que adquieran un número celular.

¿Cómo reconocer un estafador?

Que la persona contactada le solicite sus datos y un número fijo y celular, su dirección personal y a veces hasta cuenta de banco, ya que dice ser colaborador de la empresa operadora del servicio, con la finalidad de confirmar esta información y la veracidad del premio.   Generalmente cuando se les pide un número donde confirmar el premio, cierran la llamada.

Consejos y recomendaciones

Para diferenciar una estafa telefónica de una llamada real de promociones se deben tomar en cuenta los siguientes detalles:

1. La operadora se identifica y ofrece un número de teléfono fijo para que pueda llamar de vuelta y comprobar que la llamada es legítima.

2. Una promoción auténtica jamás solicita dirección residencial, nombre de los hijos o padres, o información de cuentas bancarias.  Solamente solicita nombre completo y número de cédula, esto, con el propósito de comprobar que la persona que retire el premio en sus oficinas sea la misma a quien se llamó inicialmente. Debe mostrar su cédula a la hora de retirar el premio.

3. Nunca llama un alto ejecutivo de la empresa.  A veces dicen que es el gerente general, quien jamás hará una llamada de promoción, su trabajo es otro.

4. Jamás le solicitarán que debe comprar una tarjeta prepago y dar el número pin para reclamar el premio. El pin es personal, una premiación auténtica no lo requiere.

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.