Quedan 19 días para recibir demandas por dietilengycol

4

Un total de 250 demandas han sido presentadas ante Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia por parte del abogado Víctor Orobio en el caso por el envenenamiento masivo por Dietilengycol.

“Vienen muchas más demandas y la idea es que nadie se quede por fuera. Quedan 19 días para presentar las demandas”, expresó Orobio.

Agregó que estamos hablando de miles de personas afectadas donde nosotros ponemos la cuantía a recibir, pero será la Corte Suprema de Justicia que fijará el monto de dinero por cada demanda.

Afectados

Aminta Quintero, víctima del envenenamiento masivo por Dietilengycol desde 2006 solicitó al Estado panameño los resarza por daños y perjuicios causados incluyendo la proyección de vida y daño moral y otros derechos.

“Estamos padeciendo dolores y disminución de la capacidad laboral”, señaló Quintero quien agregó que se le hace difícil  ejercer trabajos domésticos, muchos han quedado ciegos sordos y con discapacidad física y mental .

Aseguró que el abogado Orobio ha demandado por 6 millones de dolares siendo por el daño y perjuicio causado .

“Hay familias afectadas y pacientes sin certificarse como positivos y esto causa daño porque no reciben las atenciones médicas adecuadas sin tener la pensión vitalicia de $600”, comentó.

Por otro lado, José Antonio Campos Vega, 27 años oriundo de La Chorrera nos explicó que tomó el medicamento a los 13 años porque sufría mucho dolores en las glándulas y se enfermaba mucho.

José Campos espera ser certificado como paciente.

“Cuando tenia 18 años me dio asfixia y dolor de cabeza y problemas en los huesos”, dijo Campos señal porque había ingerido el jarabe.

Informó que aún no lo han certificado como paciente y en su trabajo lo tienen haciendo oficios  de fuerza conociendo su discapacidad.

“Solamente necesito que el Ministerio de Salud lo certifiquen como paciente”, indicó el afectado.

Actualmente hay 3,000 afectados atendiéndose en el centro especial de toxitología y 600 sin ser certificados.

Los afectados aprovecharon para hacer su voz sentir en las escalinatas de la Corte Suprema de Justicia.

Leave A Reply

Your email address will not be published.