Dias Patrios

Rose se reencuentra con su mejor baloncesto

7

La carrera de Derrick Rose estuvo pendiente de un hilo. Después de muchos sinsabores, señalamientos de la prensa y lesiones impertinentes, el jugador consiguió una redención tan necesaria, como esperada y además, espectacular.

Rose, jugando ahora para los Minnesota Timberwolves, anotó 50 puntos, el total máximo para él en un partido, conduciendo la victoria 128-125 sobre el Utah Jazz, en una jornada emocionante para el todavía joven jugador.

El base armador de 30 años de edad, y nueve de experiencia en la NBA, anotó 50 puntos, tomó cuatro rebotes, dio seis asistencias, dio un bloqueo y robó dos balones en 41 minutos de acción en la duela, la mayor cantidad de minutos en juego después de varias temporadas.

Nada más terminar el partido, Rose, un MVP en la temporada 2010-2011 y que se proyectaba como una gran súper estrella de la liga, fue traicionado por las lesiones en sus rodillas en las que sufrió la rotura del ligamento anterior cruzado.

Tras la lesión, Rose no fue el mismo jugador incisivo. De los Bulls de Chicago, donde inició su carrera, pasó por los New York Knicks y los Cleveland Cavaliers, donde las lesiones no le permitieron funcionar. Fue dejado en libertad por el Utah Jazz en febrero de la pasada temporada, antes de firmar con Minnesota en marzo pasado.

Rose tomó la manija del equipo en una noche en la que la estrella Jimmy Butler, quien tiene una disputa férrea con la administración de los Timberwolves, no fue tomado en cuenta para el encuentro.

“Ha sido una noche increíble”, apuntó el jugador, tras un emocionante final en el que sus compañeros lo felicitaron y las lágrimas afloraron en su rostro.

Foto: EFE

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.