¿Siguiendo el axioma?

2

Por: Pastor E. Durán E.  

Un “axioma” es un enunciado tan evidente que se considera que no requiere demostración. Por ejemplo: “el todo es mayor que la parte”. Pérez Jiménez (1914 – 2001) fue un dictador militar de Venezuela, tan cínico que en cierta ocasión dijo: “La única manera de robar en grande es invirtiendo en grande”. Así, impulsó un gigantesco programa de inversiones públicas en infraestructuras: edificaciones, carreteras, puentes, etc., bajo una férrea dictadura militar.

Los dictadores militares panameños siguieron este axioma al pie de la letra al impulsar macroproyectos (hidroeléctricas, zonas procesadoras, embalses, proyectos mineros, etc.), que tienen la intención de producir un impacto político positivo para los gobernantes, creando ilusiones en la población, sin reparar en los impactos sociales y ecológicos negativos. Ellos y el PRD le administraron la “finca” a la oligarquía. Hoy, es la propia oligarquía la que administra “su finca” directamente.

En los años ‘70 impulsó esa lógica por órdenes del General Torrijos, Nicolás Ardito Barletta, ministro de Planificación y Política Económica. Barletta, a mediados de la década del ‘90 en la Autoridad de la Región Interoceánica, planteó la creación de zonas procesadoras o maquiladoras, que cuando se van se llevan todo sus equipos y dejan un gran desempleo en la población. Pasa parecido a los proyectos mineros que cuando se agota el mineral las compañías se van, dejando sólo huecos en un suelo contaminado y en los pulmones de las gentes.

El expresidente Pérez Balladares que trabajó como discípulo de Torrijos y de Barletta en el MIPPE, heredó la idea de los macroproyectos, pues fue uno de los representantes panameños ante el Comité Ejecutivo de la Empresa Cerro Colorado, S.A., en los años 70, que, conjuntamente con otros allegados a Torrijos, trataron de llevar a cabo el depredador megaproyecto minero de Cerro Colorado.

Los macroproyectos se desarrollaron en los años 70 gracias a la capacidad de endeudamiento que tenía nuestro país, pero hoy día se pretenden llevar a cabo a través de vulgares concesiones a las transnacionales. Ni la política de los macroproyectos ni la de los ajustes estructurales ni la de las aperturas neoliberales significaron un mejoramiento del nivel de vida de las mayorías, sino que lo deterioraron. El actual Gobierno lo hará con el aumento del ITMBS en un 40%, con nuevos impuestos a los profesionales, pequeños empresarios y a pequeños propietarios de inmuebles. aumentando la tasa única de sociedades, el impuesto sobre dividendos y complementarios, el de la propiedad inmueble, el del uso de timbres y de papel sellado, el del aviso de operación de las empresas, los de facturación de bienes y servicios, y el de las propiedades horizontales. ¡Adelante con el axioma!

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.