Síndico considera excesiva prisión a dirigentes separatistas

0
El Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo) de Cataluña, Rafael Ribó, consideró excesiva la prisión preventiva aplicada por la justicia española contra varios políticos secesionistas por impulsar la independencia unilateral de esa región.
En una intervención ante el parlamento de esa comunidad autónoma del noreste de España, el síndico opinó que, en la defensa de sus reivindicaciones, los dirigentes separatistas jamás contribuyeron a la violencia, en obvia alusión al delito de rebelión que se les imputa. ‘Estamos bajo lo que se denomina una operación intimidatoria para crear una especie de relato que se escapa por completo de un pueblo que no ha dado ni un solo bofetón’, subrayó Ribó, en una velada crítica a la actuación del Tribunal Supremo de este país europeo.

Según su criterio, el envío a la cárcel de representantes políticos y civiles del independentismo debió ser el último recurso, pues los encausados -insistió- ‘no dieron una sola bofetada para defender sus ideales’.

Sostuvo que los ilícitos cometidos por el cesado presidente regional Carles Puigdemont para llevar a cabo su plan de ruptura, de los cuales, recordó, también alertó en su momento, bajo ningún concepto debieron ser confrontados con desproporción penal ni con prisión.

El defensor del pueblo catalán criticó la falta de diálogo del gobierno conservador de Mariano Rajoy para resolver el conflicto territorial, considerado la peor crisis institucional de la nación ibérica en cuatro décadas de democracia.

Recriminó a las partes implicadas en el diferendo que, a día de hoy, aún no iniciaran un diálogo y reprochó al Estado que no quiera hablar con los independentistas cuando lo hizo incluso con ‘quienes asesinaban’, en referencia al grupo armado vasco ETA.

Resulta incomprensible que se esté dejando todo el problema en manos de los tribunales, lamentó.

‘Todos los gobiernos españoles dialogaron con gente que llevaba armas en la mano, que ponía bombas y asesinaba. ¿Se podía dialogar sobre eso y no se puede dialogar ahora?’, se preguntó.

El Síndic de Greuges acudió este miércoles a la cámara regional para presentar un informe sobre lo ocurrido durante el referendo de autodeterminación del 1 de octubre de 2017, cuando aseguró haber quedado ‘desmayado’ ante la violencia de los cuerpos policiales.

Denunció que las personas contra quienes se dirigió la represión de las fuerzas de seguridad tenían como ‘única arma una papeleta’.

Además, deploró la desmesurada aplicación del artículo 155 de la Constitución española, mediante el cual Rajoy intervino el 27 de octubre a Cataluña para frenar los anhelos secesionistas de sus autoridades.

En su opinión, la activación de ese polémico precepto constitucional no debió contemplar ni la destitución de la administración de Puigdemont ni la disolución del parlamento catalán. oda/edu

Leave A Reply

Your email address will not be published.