SIP critica «presiones» legales de Martinelli para callar a la prensa

20

EFE

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) cuestionó hoy las «presiones legales» del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli «para amedrentar y enmudecer a la opinión pública» y confía que la Justicia panameña las desestime.

La SIP se mostró «preocupada» sobre las acciones legales del expresidente en contra de medios de comunicación y reporteros por dar cobertura periodística y hacer críticas sobre hechos de interés público que involucran a Martinelli (2009-2014).

Gustavo Mohme, presidente de la SIP, expresó su «confianza de que la Justicia desestimará el uso abusivo de los recursos legales por parte del expresidente y su familia».

Mohme señaló que espera que la Justicia evite «que se inhiba la crítica, así como la investigación y difusión periodística sobre asuntos de interés público que la ciudadanía sigue con gran atención», y criticó «las presiones legales o judiciales dirigidas a silenciar la labor informativa».

Roberto Rock, presidente la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP aseveró que si bien los ciudadanos tienen derecho a acudir a la Justicia cuando se sienten ofendidos, «en este caso estamos ante una clara maniobra para amedrentar y enmudecer a la opinión pública».

La SIP, con sede en Miami, señaló que el Fórum de Periodistas de Panamá por la Libertades de Expresión e información y el Consejo Nacional de Periodismo se pronunciaron en el mismo sentido y lamentaron las «millonarias demandas penales».

Precisó que ambas instituciones denunciaron «las acciones legales emprendidas por la familia Martinelli con el propósito de que el Tribunal ordene a los medios y comunicadores que se abstengan de publicar el nombre o apellidos del grupo familiar».

La SIP recordó que la semana pasada Martinelli presentó un recurso penal por el delito de calumnia e injuria contra Annette Planells, portavoz del Movimiento Independiente (Movin), y la abogada Mariela Ledezma por comentarios hechos en redes sociales y en el programa radial «Sal y Pimienta» que ambas conducen.

El expresidente «exige un resarcimiento económico de dos millones de dólares a cada una».

Martinelli fue extraditado el 11 de junio desde Estados Unidos a Panamá y permanece encarcelado por cargos de espionaje en contra de opositores durante su gobierno.

La ex-primera dama de Panamá, Marta Linares de Martinelli, también interpuso una demanda «de protección familiar y a la imagen familiar», en la que solicitó al Juzgado de la Familia que ordene al diario La Prensa cesar y abstenerse de divulgar y publicar hechos o situaciones de índole privado contra su familia.

Cinco periodistas de La Prensa fueron llamados a audiencia.

Según La Prensa, el pedido al Tribunal obedece artículos periodísticos en los que se menciona el vínculo del ex- presidente y sus hijos con el caso de la constructora brasileña Odebrecht que investiga la Fiscalía Especial Anticorrupción, señaló la SIP.

Leave A Reply

Your email address will not be published.