Supervivientes de Hiroshima piden a la justicia detener una central nuclear

3

Tokio, 11 mar (EFE).
Un grupo de ciudadanos de la ciudad nipona de Hiroshima, entre ellos varios supervivientes del bombardeo atómico de 1945, presentó hoy una demanda ante un tribunal local para evitar la reactivación de una planta nuclear de la zona.
Los demandantes piden a la Corte del Distrito de Hiroshima (suroeste) que ordene detener el proceso de reactivación la central de Ikata, ante el riesgo de que se produzca un accidente similar al que causó en la central de Fukushima Daiichi el terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011.
La demanda ha sido presentada el mismo día en que Japón conmemora el quinto aniversario del desastre natural, con una serie de actos en recuerdo a las víctimas de las zonas más afectadas y con una gran ceremonia en Tokio, con la asistencia de representantes políticos y de la Familia Imperial nipona.
Los tres reactores de la central de Ikata se encuentran actualmente desactivados, aunque la propietaria, Shikoku Electric, prevé volver a poner en marcha la unidad número de tres esta primavera, tras obtener el visto bueno de la Autoridad nipona de Regulación Nuclear (NRA).
El grupo de demandantes está compuesto por 67 personas, entre ellos 18 “hibakusha”, nombre que reciben en Japón los supervivientes de los bombardeos nucleares en la II Guerra Mundial, así como un ciudadano de la prefectura de Fukushima evacuado a raíz el accidente de la central, según dijo su representante legal a la agencia nipona Kyodo.
Esta iniciativa judicial ha sido presentada dos días después de que otro tribunal del oeste del país diera la razón a una demanda interpuesta por un grupo de particulares, que consideraba que el funcionamiento de otra planta nipona ubicada en Takahama (oeste) supone un peligro para la región, ya que ésta podría sufrir un accidente como el de 2011.
El año pasado se conmemoró el 70 aniversario de los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki, ejecutados por aviones estadounidenses el 6 y el 9 de agosto de 1945, respectivamente, y que dejaron más de 240.000 víctimas mortales en ambas ciudades japonesas.
En marzo pasado, el número total de “hibakusha” que quedaban en Japón o residiendo en otros países ascendía a 183,519, prácticamente la mitad de los 372,264 que había en 1980, y su edad media superaba por primera vez los 80 años.

Leave A Reply

Your email address will not be published.