¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo? ¿Cuáles son sus causas?

4

¿Qué es? También conocido como TOC, es un trastorno de ansiedad, caracterizado por pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes, que producen inquietud, aprensión, temor o preocupación. Es un trastorno psíquico crónico bastante frecuente.

Sus causas. Parece que influyen diferentes factores y todo apunta a que esté relacionado con una alteración de diferentes regiones del cerebro (ganglios basales, sistema límbico y lóbulo frontal) y a un neurotransmisor llamado serotonina, que participa en el control de los impulsos. En muchas ocasiones se observan diferentes casos en la misma familia y es por ello que parece que los factores genéticos influyen en la predisposición de sufrir TOC.

Síntomas. Se caracteriza básicamente por la presencia de pensamientos, impulsos y actos obsesivos y compulsivos en los que determinadas ideas se repiten constantemente de la misma manera sin poderlas evitar, aunque la persona afectada las percibe sin sentido y sabe que la situación es irracional. Existen diferentes tipos de obsesiones y compulsiones.

Unas de las más frecuentes es la compulsión de lavarse las manos de manera repetida por el miedo a los gérmenes, o comprobar varias veces que han cerrado la puerta de casa al salir.

Las compulsiones, son conductas repetitivas, generalmente caprichosas cuya principal función es reducir la ansiedad provocada por la obsesión. Las obsesiones y las compulsiones son una fuente significativa de malestar para el individuo o interfieren en el funcionamiento social laboral y en su actividad diaria, ocupando gran parte del tiempo de la persona.

Las obsesiones en el TOC invaden la mente de la persona y ésta no puede sentirse tranquila hasta que no realiza la compulsión que la calma. Las obsesiones crean angustia, no son controlables, son persistentes y disfuncionales, afectan en mayor o menor medida a la vida cotidiana del individuo.

El trastorno obsesivo compulsivo estadísticamente es igual de frecuentes en mujeres como en hombres.

Tipos de TOC

Obsesión por la limpieza (Foto cortesía 
  • Lavadores y limpiadores: son las personas obsesionadas en relación a la contaminación o con el contagio. Con frecuencia utilizan guantes, o desinfectantes, lavan y limpian sus manos, la ropa, limpieza general de la casa.
  • Verificadores: son personas que inspeccionan de manera excesiva con el propósito de evitar que ocurra una determinada catástrofe, comprueban el gas, la vitrocerámica, el calentador, los enchufes.
  • Repetidores: son aquellos que se empeñan en la ejecución de acciones repetitivas.
  • Ordenadores: son aquellas personas que exigen que las cosas que les rodean estén dispuestas de acuerdo con determinadas pautas.
  • Acumuladores: son quienes coleccionan objetos insignificantes, de los que no se pueden desprender.
  • Numerales: buscan sentidos a los números que les rodea.
  • Perfeccionistas: autoexigentes, se preocupan por detalles menores e irrelevantes, necesidad de hacer la tarea perfecta.
  • Supersticiosos: las personas que padecen TOC presentan altos niveles de paranoia, disturbios de precepción y pensamiento mágico. Pueden creer en diversas supersticiones populares. Miedo a hechos o seres sobrenaturales como es la magia negra, la buena suerte, el mal de ojo, vampiros…
  • Preguntadores compulsivos: tienen la necesidad de estar continuamente preguntándose a sí mismos o a los demás sobre cualquier cosa por absurda que sea.

Tratamiento. La primera opción es recetar fármacos que controlen los impulsos como los que inhiben la recaptación de serotonina. Se aconseja realizar psicoterapia para intentar controlar las obsesiones, reducir el sufrimiento y la ansiedad que causan y proporcionar técnicas para disminuir el estrés y para resolver posibles conflictos internos.

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.