El triunfo del pueblo

78

Por: Elka Rodríguez / Docente universitaria

  [email protected]

    El acontecer político panameño siempre ha estado lleno de inquietudes, críticas, controversias, rencores, violencia y quejas; aspectos propios que despierta una actividad que si la comparamos con otras sacas a flote las pasiones humanas más escondidas y disimuladas.

     En las pasadas elecciones generales muchas personas fueron liquidadas políticamente frente a la opinión pública, y ante la imposibilidad de lograr el apoyo popular debido a sus negativas ridículas, prepotentes y exigentes poses políticas, se dedicaron a crear toda clase bochinches y confusiones antojadizas para justificar su aplastante derrota en las urnas.

     Son políticos frustrados que el tiempo se les venció al querer regenerarse ante el pueblo y tratar de cambiar la careta manchada de incapacidad, vagancia, despilfarro, fanfarronería, caprichos callejeros, bravuconadas. También de chabacanería, actos de corrupción, mediocridad y desvergüenza; uno a uno fue despachado del poder por ese mismo pueblo que en el pasado se equivocó al elegirlos.

     Estos políticos decepcionados tenían el campeonato inventando toda clase de actividades que les reportara dinero, poder y fama.  Afortunadamente, el país en general y la maquinaria de la verdad y la justicia, se fortalecieron y pudieron resistir las feroces embestidas de estos lobos y lobas vestidos de ovejas.  Sus turbias mañas políticas fueron destruidas porque no encontraron un pueblo al que pudieran comprarle la conciencia y el voto a cambio del vil metal.  No les quedó otro salidero a sus acostumbrados planes de engaño que aceptar como hombres y mujeres las derrota que en esta vida se han ganado en buena lid.

     A la nueva Asamblea Nacional de Diputados se han sumado hombres y mujeres decentes de manos limpias, trabajo constructivo y satisfactorio; ejemplo el Diputado electo por la Provincia de Chiriquí, Fernando Arce, un joven profesional eficiente, dinámico, inteligente y trabajador, quien recibió el apoyo colectivo y entusiasta de miles de personas de esta grandiosa provincia.

     Fernando Arce, es hijo del ex diputado Denis Arce Morales quien estuvo en la Asamblea Nacional de Diputados por varios períodos y desarrolló un trabajo con responsabilidad y altura.

     Denis Arce Morales en la Asamblea Nacional de Diputados se caracterizó por ser un guerrero implacable de la justicia, se empeñó en salvaguardar nuestra nacionalidad, y fue un defensor permanente de los mejores intereses de la Patria.

     Fernando Arce, hará honor al compromiso y a la responsabilidad que el pueblo chiricano puso en sus manos, y no dudo que las enseñanzas, su talento su experiencia, las virtudes y el vivo ejemplo de su padre, serán sus mejores aliados para garantizar que la Asamblea Nacional de Diputados, cumpla acertadamente con las funciones encomendadas en el mejor destino de la Patria del gran líder y maestro espiritual Omar Torrijos Herrera.

Leave A Reply

Your email address will not be published.