Noticias 7 Dias Navidad

Trump afirma que, si él fuera presidente, Clinton iría “a la cárcel”.

11

El candidato republicano a la Presidencia de EEUU, Donald Trump, dijo hoy que si él estuviera al frente del país su rival demócrata, Hillary Clinton, estaría “en la cárcel” por el escándalo del uso de su correo electrónico privado cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

Durante el segundo debate televisado entre ambos, Trump atacó con dureza a Clinton por ese escándalo y amenazó con nombrar a un fiscal especial para investigar a la ex secretaria de Estado si llega a la Casa Blanca.

Clinton, por su parte, volvió a admitir que cometió un “error” al usar su correo electrónico y un servidor privado, y se declaró “muy comprometida” con tomar en serio el manejo de información clasificada.

Donald Trump también negó hoy haber atacado sexualmente a mujeres y dijo que las “respeta”, igual que ellas lo “respetan” a él, en alusión al polémico vídeo en el que hace comentarios denigrantes sobre las mujeres.

Al comienzo de su segundo cara a cara televisado con su rival demócrata, Hillary Clinton, Trump tildó ese vídeo de “charla de vestuario” y enfatizó que ya se ha disculpado por él ante su familia y los ciudadanos.

Trump intentó desviar las preguntas de los moderadores del debate sobre el vídeo hablando de su promesa de derrotar al Estado Islámico (EI) y de volver a hacer de EEUU un país “seguro”.

El segundo debate entre los candidatos a la Casa Blanca, el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, está ocurriendo este momento en la Universidad Washington de San Luis (Misuri).

Trump y Clinton comenzaron su careo poco después de las 20.00 hora local (01.00 GMT del lunes) en horario de máxima audiencia televisiva.

Cuando falta ya menos de un mes para las elecciones del 8 de noviembre, ambos aspirantes son conscientes de lo mucho que se juegan en el debate de San Luis, un encuentro en el que la mitad de las preguntas las harán votantes indecisos de esa ciudad que han sido seleccionados por la consultora Gallup.

Quien quizás se juega más esta noche es Trump, cuya actuación en el primer debate le perjudicó en las encuestas y ahora afronta una oleada de críticas tras la revelación este viernes de un vídeo en el que hacía declaraciones denigrantes sobre las mujeres.

Los líderes más destacados del Partido Republicano han condenado con rotundidad las palabras ofensivas del empresario neoyorquino, al tiempo que numerosos legisladores conservadores y nombres históricos de la formación han pedido su dimisión o le han retirado su apoyo.

El multimillonario, que emitió un videomensaje en la madrugada del sábado para pedir disculpas, ha rechazado renunciar a sus aspiraciones presidenciales.

Muchos expertos ven en el segundo debate la última oportunidad del empresario para enderezar una campaña que parece haber tocado fondo con el escándalo del vídeo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.