Trump perjudicaría con sus aranceles al comercio mundial y a EE.UU.

0
La Habana, 13 mar (PL). La entrada en vigor de los aranceles a las importaciones de acero y aluminio, oficializada por el presidente Donald Trump, traería consecuencias para el comercio mundial y para Estados Unidos, enfatizó hoy un especialista.
Una represalia comercial puede ser tomada no solamente con el acero y el aluminio, sino en otros sectores -incluyendo servicios donde la nación norteña es el principal comerciante-, según las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), explicó en entrevista con Prensa Latina Jonathan Quirós, del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial, de Cuba.
 

Esto puede llevar a largos litigios y a un sobre uso del gano de Solución de Diferencias de las OMC y dilatarse negociaciones, enfatizó en referencia a la imposición de aranceles a las importaciones de acero y aluminio de 25 y 10 por ciento, respectivamente, dispuestas oficialmente la semana pasada por Trump.

A su juicio, si las cosas siguen como hasta ahora, es una contienda comercial. Está claro que va a haber una situación de enfrentamiento en términos comerciales entre los principales comerciantes mundiales y Estados Unidos, que es uno de ellos. Quirós comentó que esto debe llevar a demandas, diferendos en la OMC con consecuencias imprevisibles en lo adelante porque después de una medida de carácter comercial seguramente van a llegar en esta lucha hegemónica que está en el fondo, otras de índole político o económico en el sentido más amplio del término.

No debe ser, salvando distancias, una política proteccionista como la de la Gran Depresión, ahora son productos, pero eso tiene un efecto de bola de nieve, va a llevar réplicas o contrarréplicas, apuntó.

La Unión Europea (UE) está hablando de subirle los aranceles al whisky, a las Harley-Davidson, esos son solamente anuncios, si esto lleva a una escalada va a ser una escalada in crescendo, añadió el especialista.

 En su opinión, ello va llevar a que muchos países, aún con políticas económicas e industriales diferentes, si van a ser afectados, posiblemente se alíen en un diferendo contra Estados Unidos en la OMC.

Hasta ahora parece que se va a poner en práctica la mencionada subida de aranceles porque en términos legislativos el Presidente, apelando a la seguridad nacional, puede imponer medidas de carácter arancelario, de carácter comercial restrictivas, sin contar con el Congreso, detalló.

Es un peligro que un presidente con estas características, de un país como Estados Unidos, que si bien no es el principal comerciante de bienes -es China-, todavía es el principal comerciante mundial si lo vemos en bienes y servicios, subrayó.

Quirós manifestó que lo que haga Estados Unidos tiene una importancia y un efecto inmediato en el comercio y en la economía mundial. Sin embargo, puntualizó, en los últimos 20 ó 30 años, está ocurriendo un rediseño de la hegemonía mundial.

Ese país, si bien todavía es el principal en la economía y el comercio mundial, esa hegemonía está diluida, aunque se mantenga, ya no es lo mismo que hace décadas atrás. Por tanto, ya está muy cuestionada, añadió.

En este contexto más general, expuso, lo que haga Estados Unidos tiene importancia. Esa pérdida de hegemonía lleva a un gobierno como el de Trump -recordemos su consigna America First (América primero)- a tomar medidas muy aislacionistas y muy unilaterales.

En muchos aspectos ha perdido competitividad en el comercio mundial y su participación también ha cedido, primero en mercancías ante Alemania, y del 2009 para acá con China, aunque sigue siendo el principal comerciante de servicios y el principal comerciante mundial, acotó el especialista.

Leave A Reply

Your email address will not be published.