Zinedine Zidane, época II

13

Toni Hernández

@tonihern

 

El Real Madrid ya no es sólo una caja de truenos, también lo es de sorpresas, porque lo que está pasando este curso en la Casa Blanca es digno de un libro y dos películas, al menos… El 1 de junio del año pasado. Zinedine Zidane se marchaba del club dimitiendo. No se veía con fuerzas, quería cambiar muchas cosas y pensaba que si no se hacía no se podría seguir ganando. Al poco tiempo Cristiano salía del club, algo que estaba claro incluso antes de jugarse la final de la Champions League, y parecía que lo del francés estaba cargado de toda la lógica del mundo. El Madrid se deshacía por momentos, y todo terminaba de la manera más cruel y salvaje posible: perdiendo todo en apenas una semana, en el Santiago Bernabéu las 3 veces, y dos de ellas contra el Barcelona con Messi a media potencia. Sin marcar y apenas sin intervenir.

Pero dentro de toda esta locura de temporada, “robando” al seleccionador de España a dos días de comenzar el Mundial para echarlo unos meses más tarde, no firmando a nadie que marcara los goles de Cristiano, o recurriendo a un entrenador del filial que tenía más poder que el propio Zidane nada más aterrizar en el primer equipo, ha llegado el momento culminante. Y es que el elegido para suplir a Solari, después de una larga terna, de salir varios nombres, de ver a Mourinho en más entrevistas que cuando ganaba Champions League… el elegido ha sido el propio Zinedine Zidane, poco más de 280 días después de haberse marchado. Una locura absoluta.

“Zizou” firma hasta junio de 2022, es decir, lo que queda de este año y 3 más, lo que implica que será el que lidere la reconstrucción del equipo. El que deba sacar a gente como Marcelino, el que “jubile” a Sergio Ramos, el que deba convertir al Madrid de nuevo en un equipo ganador.

Leave A Reply

Your email address will not be published.